Buscar

Colombia a la espera de extradición de mercenario israelí desde Moscú

AFP
12/03/2008 - 20:10

El gobierno colombiano dijo que espera la extradición desde Rusia del mercenario israelí Yair Klein, condenado a una decena de años de cárcel por su papel en la creación de los grupos paramilitares de ultraderecha, responsables de más de 9.000 crímenes en Colombia.

"Yair Klein no tiene nada que hablar con la justicia colombiana, porque ya los procesos se surtieron y lo que tiene es que pagar una condena", dijo el canciller Fernando Araújo.

"Lo que procederá entonces es ponerlo a las órdenes del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario para que defina las condiciones en que pagará esa condena", señaló el canciller.

Araújo explicó, sin embargo, que Klein "todavía tiene la posibilidad de una nueva apelación ante la Corte de Casación y en ese caso tendremos que esperar siete días a ver si se presenta la apelación, y si eso es así, luego 30 días para que se resuelva".

"Esa es la última instancia que tiene (Klein) en caso de que sus abogados y él decidan utilizarla", agregó Araújo.

Klein, de 65 años, fue detenido en Moscú en agosto del año pasado y solicitado en extradición por Colombia por crear y entrenar a grupos paramilitares de extrema derecha en los años 80.

Junto con el mercenario israelí fueron condenados sus conciudadanos Melnik Ferry y Tzedaka Abraham.

Un tribunal de la ciudad de Manizales (centro-oeste) condenó a Klein a 10 años y 8 meses de cárcel por su participación en el entrenamiento de los grupos paramilitares que los narcotraficantes del cartel de Medellín conformaron para contrarrestar a las guerrillas izquierdistas.

Esos grupos paramilitares que Klein ayudó a formar se extendieron a partir de la región del Magdalena Medio (centro), hacia las zonas de influencia de la guerrilla, primero hacia el noreste del país en el departamento de Córdoba y la región bananera de Urabá (noreste).

A finales de los años noventa, los paramilitares incursionaron en los territorios de las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el sureste del país, llegando a conformar una poderosa milicia de más de 31.000 hombres.

El gobierno del presidente Alvaro Uribe negoció con estos grupos de ultraderecha que culminaron su desmovilización en abril de 2.006, a cambio de beneficios judiciales como penas de entre 4 y 8 años, para los delitos que cometieron incluyendo los crímenes de lesa humanidad.

Sin embargo, la misión de la Organización de Estados Americanos (OEA), que vigila el proceso con los paramilitares señala que grupos remanentes de esas organizaciones permanecen actualmente activos en zonas del sur y este de Colombia, en alianza con organizaciones del narcotráfico.

Klein admitió en una entrevista el año pasado con medios colombianos que sus actuaciones en Colombia y en otros países latinoamericanos, especialmente en Panamá, eran conocidas por el gobierno de Estados Unidos.

En Africa, estuvo detenido durante 16 meses en Sierra Leona, acusado de haber vendido armas y entrenado a milicias en Liberia.

cop-hov/dk

Contenido patrocinado

Otras noticias