Buscar

Estudio revela que marcapasos corren riesgo de ser intervenidos por hackers

AFP
12/03/2008 - 20:16

Aparatos médicos como los marcapasos son vulnerables al ataque de piratas informáticos (hackers), que podrían acceder a información privada sobre un paciente o reprogramarlo y poner su salud en riesgo, reveló un estudio estadounidense este miércoles.

Un equipo de investigadores liderado por los científicos en informática Kevin Fu de la Universidad de Massachussetts y Tadayoshi Ono de la de Washington, además del cardiólogo William Maisel de la escuela de Medicina de Harvard, fue capaz de interceptar señales enviadas por un Desfibrilador Cardíaco Implantable (DCI) o marcapasos.

"El aparato contenía información sobre el nombre del paciente, los parámetros de su terapia, su fecha de nacimiento e información adicional de su doctor", dijo Fu a la AFP.

"Además, pudimos modificar dichos parámetros por medio de una máquina no autorizada que construimos. Entonces, por ejemplo, podemos causar la desfibrilación cuando no debe ocurrir", explicó.

Los DCI actuales reciben señales inalámbricas a pequeña distancia, pero la tecnología expande el alcance de los aparatos y de paso mejora el potencial para interceptar la información.

El estudio subrayó que no hay hasta la fecha informes sobre un ataque de hackers contra un marcapasos.

"La principal preocupación es qué va a ocurrir en un futuro cuando estos aparatos se vuelvan más sofisticados, cuando tengan tecnología inalámbrica y se conecten a internet, cuando comiencen a interactuar con otros equipos", añadió Fu.

"En el futuro puede haber un desfibrilador que 'hable' con una bomba de medicamentos en el cuerpo", explicó. "Queremos asegurarnos de que la comunidad entienda cómo la seguridad y la privacidad afectan la búsqueda de efectividad a medida que las nuevas tecnologías llegan a los aparatos médicos".

Maisel dijo por su parte que el objetivo principal del estudio era "alentar a la industria de aparatos médicos a que piense sobre la seguridad y la privacidad de los pacientes, en particular a medida que la tecnología inalámbrica se hace más popular".

"Afortunadamente ya existen algunas salvaguardas, pero los fabricantes pueden hacerlo mejor", agregó el cardiólogo en un comunicado.

Pese a las fallas de seguridad que reveló el estudio, Fu quiso subrayar que las ventajas de recibir un marcapasos son muy superiores a las posibles desventajas en materia de seguridad y privacidad.

"Cuando un doctor dice a un paciente que necesita uno de esos aparatos para llevar adelante una vida normal y saludable, es mucho mejor y más seguro tener el aparato" implantado, agregó.

Y agregó que las posibilidades de que un asesino se acerque a alguien con la intención de manipular su DCI es muy remota.

"Esa es una idea muy creativa pero un poco complicada y sería un desafío muy grande construir una máquina similar" a la utilizada en el estudio.

"Quizá el escenario de un asesino sea bueno para una novela de espionaje, pero hay formas mucho más simples de lograr algo como eso", dijo Fu.

Remota o no, lo cierto es que los expertos omitieron detalles "que permitan que los hallazgos sean utilizados para cualquier actividad que no sea la de mejorar la seguridad y la privacidad de un paciente".

El informe será presentado y publicado en mayo durante el simposio sobre seguridad y privacidad del Instituto de Ingenieros en Electricidad y Electrónica, en Oakland, California.

kdz/mdl/tlp/aic

Otras noticias

Contenido patrocinado