Buscar

Zapatero subraya ante el comitÉ federal la "mayorÍa sÓlida para gobernar con autonomÍa" y elude hablar de pactos

15/03/2008 - 11:13

- Atribuye el éxito electoral a todo el partido con una mención expresa únicamente para el PSE - Dice que la unidad contra ETA "tiene que ser posible" y espera de los demás partidos su misma predisposición MADRID, 15 (SERVIMEDIA) El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, subrayó hoy ante el Comité Federal del partido la "mayoría sólida para gobernar con autonomía" obtenida en las elecciones del pasado domingo, y eludió hablar de pactos más allá de la voluntad genérica de diálogo.

En su intervención ante el Comité Federal, el máximo órgano de dirección del PSOE entre congresos, aseguró que esa mayoría permite "gobernar con autonomía, en función del interés general, con firmeza y valentía en los objetivos, con sensibilidad ante los problemas y con serenidad ante las dificultades".

Gobernar, añadió, "con diálogo y con acuerdos" sociales, políticos e institucionales, "con los valores de la convivencia porque vivimos juntos y tenemos un destino común como españoles".

Rodríguez Zapatero agradeció expresamente "la lealtad inmensa" del partido, que ha permitido obtener dos victorias consecutivas en elecciones generales, y atribuyó el éxito a toda la organización, sin distinguir entre los territorios en los que el partido ha avanzado de aquellos en los que ha sufrido un revés.

De hecho, su única mención expresa fue para los socialistas vascos, cuyo resultado juzgó "excelente", y ni una palabra para el PSC, que internamente se atribuye también una parte importante del triunfo socialista con sus 25 escaños en el Congreso.

Las primeras palabras de Rodríguez Zapatero fueron para recordar a Isaías Carrasco, el ex concejal socialista asesinado por ETA dos días antes de las elecciones, y a las demás víctimas "de la sinrazón de la barbarie terrorista".

A todos ellos, dijo, los españoles rindieron el domingo "un clamoroso homenaje, volcándose con una alta participación, alimentando generosamente con sus votos la vitalidad de las instituciones, expresando libremente su indomable voluntad plural, que sólo excluye a quienes practican la violencia criminal".

"Sabemos que aún puede causar daño y dolor pero con más seguridad sabemos que ETA ha sido ya vencida por la democracia, repudiada y aislada por la sociedad, sabe con certeza que no tiene otro horizonte que la cárcel ni otro destino que la desaparición", proclamó.

"VALIENTES COMPANEROS" VASCOS Como dijo el mismo día del atentado, reiteró que la democracia no admite retos de quienes se enfrentan a sus principios esenciales, y tuvo también un reconocimiento expreso a todos los "valientes compañeros" del País Vasco, que personalizó en Patxi López.

Al final de su intervención, al enumerar los retos de la nueva legislatura, subrayó que los ciudadanos quieren ver a los partidos juntos en la lucha contra el terrorismo, tanto el de ETA como el internacional.

"No ha sido posible en los pasados cuatro años, pero tiene que serlo en los próximos cuatro años hasta la completa desaparición de ETA. Por mí y por nosotros no va a quedar, y espero que se dé la misma predisposición en los demás", afirmó.

Rodríguez Zapatero expuso un análisis del que considera un "excelente" resultado electoral del PSOE, con una mayoría parlamentaria "fuerte y sólida" que garantiza la autonomía precisa para ejecutar su programa electoral.

Subrayó que el PSOE ha obtenido más de once millones de votos, con un porcentaje que en elecciones anteriores ha proporcionado tres mayorías absolutas y que ha quedado en todo el territorio por encima del 30% en respaldo ciudadano.

La conclusión es que "el éxito corresponde a todo el partido" porque ha demostrado que es "sólido, con gran cohesión interna, y gran capacidad de movilización" que agradeció a todos, desde los militantes anónimos hasta los artistas que se han expueso a insultos y han asumido "riesgo cierto de represalias".

La nueva legislatura, dijo, es un periodo para "consolidar la centralidad" del PSOE en la vida democrática española y para "profundizar" en el cambio que los ciudadanos respaldaron en 2004, una vez que esa gestión ha sido "avalada" en las urnas.

Entre los grandes retos, "activar la economía en este periodo de desaceleración que esperamos que sea limitado en el tiempo y en los efectos" y de tránsito a modelo de crecimiento más sostenible y de mayor calidad.

Reiteró la necesidad de reforzar el diálogo social para seguir acometiendo objetivos como la subida de las pensiones, el fortalecimiento de la educación y la sanidad, la mejora de la calidad del empleo y el acceso a la vivienda, y la lucha contra el cambio climático.

Todo ello se hará, aseguró, "integrando mejor que nunca España", desarrollando las previsiones estatutarias y cooperando con las instituciones.

(SERVIMEDIA) 15-MAR-2008 CLC/jrv

Contenido patrocinado

Otras noticias