¿Usuario de elEconomista?

Felix y Selena, dos caras de la contribución hispana a la guerra de Irak

AFP | 15/03/2008 - 12:16
Aumentar el textoDisminuir el texto
Puntúa la noticia :
Nota de los usuarios: 0,0 (1 votos)
Enlaces relacionados

Las dos caras de los periódicos: "la redacción digital y la de papel tienen que integrarse" (14/03)

"Frente a la crisis, hay que vender bebidas más caras y mejores" (11/03)

"Frente a la crisis, hay que vender bebidas más caras y mejores" (10/03)

Los hispanos demostraron en los cinco años de guerra en Irak su voluntad de luchar por Estados Unidos, pagando incluso el precio de más de 400 muertos, aunque no todos regresaron convencidos por la invasión del país árabe, como demuestran los testimonios recogidos por la AFP.

"Como inmigrante reciente y nuevo ciudadano de Estados Unidos, para mí fue una forma de contribuir al país", recordó en español Felix Herrera, un sargento de 36 años, radicado en la región de Washington, que llegó a Estados Unidos cuando era adolescente con sus padres desde El Salvador.

A los 29 años, se alistó voluntariamente en las filas del Ejército norteamericano, justo antes de lograr la ciudadanía y sobre todo de los atentados del 11 de septiembre de 2001, que iban a cambiar su vida y su carrera militar. En cuestión de meses, se fue a Afganistán, donde permaneció hasta el 2003.

Poco después de que el presidente George W. Bush lanzara sus tropas contra Bagdad el 19 de marzo de 2003, Herrera llegó a Irak, donde cerca del 12% de las tropas estadounidenses provienen de la minoría más importante del país, que cuenta con 45 millones de personas.

De regreso a Washington, donde se reintegró a la vida civil y recuperó su profesión de maestro, a la espera de quizás otro llamado para volver a Irak, el militar se declara satisfecho de su "contribución en el área de resolución de conflicto y por haber ayudado a la gente a resolver sus problemas".

Herrera se declaró convencido de que los hispanos aportaron algo a las fuerzas militares estadounidenses en Irak: "Por lo menos en la forma que yo pude ver, es que podemos relacionarnos mejor con los iraquíes. Me llevaba muy bien con ellos", dijo, destacando esa ventaja frente a sus compañeros que "nunca han tenido ese tipo de intercambio con países del tercer mundo".

Selena Coppa, por su parte, prefiere hablar en inglés. Su familia paterna huyó de Nicaragua después de la revolución sandinista en 1979. Ella nació y creció en Nueva York. A los 17 años, decidió entrar voluntariamente en el Ejército, para "devolverle al país lo que nos ha dado".

"Por ser de la segunda generación y por haber escuchado a mis padres a qué punto Estados Unidos había sido un gran y buen país para nosotros por todo lo que nos dio, me siento feliz de defenderlo", explicó la sargenta de los servicios de inteligencia del Ejército, de 25 años y madre de familia.

Su participación en la guerra en Irak, donde murieron hasta la fecha 424 soldados hispanos, el 10,6% de todas las víctimas estadounidenses, ha sido una decepción para Coppa, que ahora milita en el movimiento "Veteranos de Irak contra la Guerra".

"Lamentablemente, no creo que esta guerra sea útil para mi país", explicó. "Quiero mucho a Estados Unidos. Haría cualquier cosa por Estados Unidos, pero esta guerra está haciendo daño a Estados Unidos, el país que nos ha dado tanto, tantas libertades", deploró.

Precisamente, "porque mis padres me educaron para que valorara las libertades que no existen en tantos sitios (...), agradezco que aquí se pueda hablar libremente sin miedo a las consecuencias", declaró. "Este el motivo por el que decidido hablar ahora, porque es mi derecho como estadounidense".

Coppa precisa, no obstante, que ella no desalentará a ningún estadounidense a alistarse en las Fuerzas Armadas, pese a sus críticas a la guerra en Irak. "Sigo creyendo en el Ejército. La guerra no cambió mi opinión sobre la guerra o mi deseo de servir a Estados Unidos", afirmó.

arz/fj

  • España
meneamedeliciousenviar por emailimprimirTwitterFacebook
Dixio
El flash: toda la última hora

EcoDiario en Facebook