Buscar

España mejora pero aún está lejos de media UE en inversión tecnológica

AFP
15/03/2008 - 14:45

La Comisión Europea publicó esta semana un informe sobre el grado de inversión de los países en I+D (Innovación y Desarrollo), que refleja que España gastó en 2006 el 1,16% de su Producto Interior Bruto (PIB), un porcentaje aún lejos de la media europea (1,84%).

A pesar de ello, la Oficina Estadística comunitaria (Eurostat), admite que "se ha producido una mejoría" en el periodo analizado (entre 2000 y 2006), en el que el gasto español para incrementar el tejido productivo de última generación se ha ido elevando paulatinamente desde el 0,91% del PIB en 2000.

Estas cifras han llevado al comisario europeo de Ciencia e Investigación, Janez Potocnik, a animar a España a "seguir mejorando" para poder alcanzar los estándares medios europeos.

"España debe continuar por la línea marcada en los últimos años, que la ha colocado, pese a la necesaria mejora todavía, en una situación ideal para alcanzar el promedio de la Unión Europea de inversión en I+D", manifestó.

Más dura con el panorama español es la clasificación elaborada también por la Comisión sobre las 1.000 empresas europeas que más gasto destinan a Innovación y Desarrollo.

En ese largo listado aparecen tan sólo 15 compañías españolas, con el agravante de que hay que descender hasta el puesto 40 para encontrar la primera de ellas, Telefónica, con una inversión de 588 millones de euros en 2006 (último año cuantificado).

Después de esa posición 40 hay que trasladarse hasta la 92 para ver a la segunda empresa española que más gasta en I+D, la firma Amadeus IT Group, que destinó en 2006 182,19 millones de euros.

Ya a mucha distancia aparecen Indra, Repsol, Industria de Turbo Propulsores, Almirall, Zeltia y Endesa, todas ellas con una inversión inferior a los 100 millones de euros.

Completan la presencia española en esta lista ACS, Unión Fenosa, Grupo Ence, Ebro Puleva, Amper, y Azkoyen Grifols.

En 2006, España destinó en términos absolutos 11.382 millones de euros en investigación y desarrollo, a distancia enorme de Suecia (3,82% del PIB), Finlandia (3,45%), Alemania (2,51%), Francia (2,12%) y Reino Unido (1,76%).

España también está lejos en incrementos porcentuales de otros Estados miembros tanto de las primeras economías de la antigua UE-15, como de la actual UE a 27: Austria (del 1,91% al 2,45% entre 2000 y 2006), Estonia (de 0,61% al 1,14%) o República Checa (de 1,12% al 1,54%).

El portavoz de la Comisión Europea en España, Miguel Puente Pattison, ya recomendó aumentar la inversión española en I+D aprovechando el superávit de las cuentas públicas españolas de los últimos años.

"Lo adecuado sería usar el excedente de estos años de disciplina fiscal para invertir en tecnología, educación y recursos humanos. Si esto se hiciera, se eliminaría la excesiva dependencia de sectores como el turismo y la construcción", dijo.

Aún con todo, y pese a que España no logra auparse todavía a los primeros puestos de la clase en Europa, tampoco se oculta que la media comunitaria permanece aún a años luz del objetivo autoimpuesto al lanzarse la Estrategia de Lisboa, y que marcaba la cota del 3% del PIB de la UE en el horizonte del año 2010.

A poco más de un año y medio para que se cumpla este plazo, la media comunitaria del 1,84% sitúa el objetivo en una posición de "dificultad importante para su cumplimiento", admiten fuentes de la Comisión Europea.

jpm-mar/it

Otras noticias

Contenido patrocinado