Buscar

Zapatero encarga a blanco los contactos con los partidos para negociar la investidura a partir de la "autonomÍa" del psoe

15/03/2008 - 14:44

- El PSE dice que su crecimiento no es coyuntural y se acaricia "el sueño del cambio" en el País Vasco MADRID, 15 (SERVIMEDIA) El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, ha encargado a José Blanco los contactos con los demás partidos para negociar su investidura a partir de la "autonomía" con la que los socialistas pretenden llevar adelante su programa electoral.

El Comité Federal del PSOE, su máximo órgano de dirección entre congresos, analizó hoy el resultado de las elecciones a puerta cerrada, tras una primera intervención del presidente abierta a los medios de comunicación.

En esa intervención el presidente resaltó que la mayoría obtenida en las urnas permite al PSOE gobernar con "autonomía" y la conclusión del Comité Federal es que tiene total libertad para llegar a los acuerdos que considere oportunos.

De hecho, en la resolución escrita, el Comité Federal expresa su respaldo previo al presidente para "establecer las interlocuciones que permitan al Gobierno llevar a cabo las ideas, proyectos y objetivos que nos hemos fijado para la próxima legislatura".

El propio Rodríguez Zapatero anunció en su intervención final ante el Comité Federal que el secretario de Organización, José Blanco, será el encargado de encauzar los contactos con los partidos.

Blanco precisó después en rueda de prensa que lo hará a partir del lunes 24, día en el que la Comisión Ejecutiva Federal decidirá la composición de los órganos de dirección en los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados y del Senado.

Hasta entonces, y desde hoy mismo, los dirigentes socialistas, incluido Rodríguez Zapatero, inician unos días de vacaciones tras la campaña electoral y prevén reanudar la actividad la siguiente semana.

Ni Rodríguez Zapatero ni Blanco quisieron hablar de acuerdos concretos más allá de expresar la voluntad de diálogo con todos, también con el PP. El presidente hizo un llamamiento expreso a recuperar la unidad contra ETA y Blanco subrayó después que también la composición de las mesas del Congreso y del Senado deben ser objeto de conversación con este partido.

Hasta que llegue ese momento, Blanco no quiso adelantar ninguna posibilidad, "todo se puede contemplar", la línea roja es la expresada por los ciudadanos en las urnas, el voto mayoritario a un partido "que es bastante rojo".

El Comité Federal dio vía libre para esos acuerdos y, de hecho, socialistas vascos y catalanes dejaron claro que, por su parte, no pondrán obstáculos a las posibles alianzas del Gobierno, que podrían pasar por PNV y CiU.

Así lo expresó Patxi López antes de entrar a la reunión y también el catalán Miquel Iceta en un receso. Dentro, el presidente de la Generalitat, José Montilla, subrayó que los electores han emplazado a los socialistas a garantizar la estabilidad "de dos gobiernos, el de Cataluña y el de España", preservando con ello su acuerdo autonómico con ERC.

EL TESTIGO DE CARRASCO En las 22 intervenciones a puerta cerrada en el Comité Federal destacaron las celebraciones por el resultado y las felicitaciones expresas a Manuel Chaves por su nueva mayoría absoluta en Andalucía y a Patxi López por el crecimiento de los socialistas vascos, primera fuerza política en las tres provincias.

Especialmente emotiva y aplaudida fue, según los asistentes, la intervención del propio López, basada en la idea de que los golpes de ETA, como el reciente asesinato de Isaías Carrasco, hace más fuerte la defensa de los valores socialistas en el País Vasco.

De hecho, López explicó que en los últimos días y tras ese atentado ha habido nuevas afiliaciones al Partido Socialista de Euskadi, de ciudadanos que desean tomar el testigo de Carrasco.

López se mostró convencido de que el País Vasco ha respaldado a Rodríguez Zapatero porque su Gobierno "desde el primer día" ha entendido al País Vasco y ha valorado el intento de acabar con el terrorismo y también la lucha firme contra quienes siguen practicando y avalando la violencia.

Por ese mismo motivo, sentenció, los vascos han castigado la estrategia del PP, que ha "cruzado las líneas rojas de la decencia política utilizando políticamente el terrorismo y manipulando a las víctimas".

Los socialistas creen que su crecimiento en el País Vasco no es coyuntural, sino que existe una pulsión de cambio que hay que saber canalizar porque "acariciamos el sueño del cambio en Euskadi".

La reunión del Comité Federal sirvió a los socialistas para celebrar el resultado, en el que ven lecturas optimistas a medio y largo plazo. El propio Rodríguez Zapatero dijo en su intervención final que es la primera vez que el PSOE en el Gobierno crece en votos y en escaños, "y eso marca tendencia".

Muchos coincidieron expresamente en que las elecciones se ganan por el trabajo de los cuatro años y por ello Rodríguez Zapatero emplazó al partido a trabajar desde ya para 2012. "Sabe mejor ser reelegido presidente que ser elegido", comentó.

Hubo pocas menciones al PP. Algunos, como el andaluz Luis Pizarro, se mostraron convencidos de que el resultado permite a ese partido proseguir con la estrategia de crispación que le achacan en los últimos cuatro años.

Sin embargo, Rodríguez Zapatero considera que, al menos en la primera parte de la legislatura y a la vista del resultado electoral, el PP no podrá emprender una estrategia basada en el "se rompe España".

(SERVIMEDIA) 15-MAR-2008 CLC/jrv

Contenido patrocinado

Otras noticias