Buscar

Evo Morales se siente engañado por Blatter en tema del veto a la altura

AFP
15/03/2008 - 17:44

El presidente de Bolivia, Evo Morales, consideró este sábado que el mandamás de la FIFA, Joseph Blatter, "me mintió, porque a mí me prometió resolver" el tema del veto a la práctica del fútbol en la altura en torneos internacionales, medida que afecta directamente a La Paz.

Blatter "me mintió, porque a mí me prometió resolver (esa problemática), después de escucharme largamente sobre las explicaciones que hicimos junto al viceministro del Deporte y una delegación que nos trasladamos" a Zurich el año pasado, dijo Morales en rueda de prensa en una cancha de fútbol de La Paz.

A Blatter le "hemos explicado (el tema de la altura) desde el punto de vista social, económico, político, deportivo (y luego de ello), me reiteró varias veces: 'presidente voy a resolver, voy a resolver", abundó el gobernante, un apasionado del deporte, pero en especial del fútbol.

El mandatario agregó: "tengo confianza (de que la FIFA revise su veto a la sede histórica del seleccionado de fútbol de Bolivia y) espero que haga una profunda reflexión no por Evo Morales sino sobre todo por el fútbol, por esa universalidad del fútbol".

Según el gobernante "no entiendo todavía si están (en juego) intereses de grupo, intereses económicos, intereses de liderazgo para que Bolivia esté vetada, necesitamos un poco de tiempo para debatir junto a la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), pero sí vamos a apoyar donde corresponda".

"No es posible que esta decisión regional (de los miembros de Conmebol de apoyar la causa boliviana) sea desconocida por la FIFA". Queda únicamente "saludar esta solidaridad del fúbol sudamericano con el fútbol boliviano, lamento mucho que no se reconozca esta decisión de Sudamérica", señaló.

La ratificación de la FIFA de condicionar la disputa de partidos en la altura a un proceso de aclimatación -que equivale a un "veto camuflado", según la FBF- "es la peor discriminación a los derechos humanos; el día de ayer ha sido un día de luto para el fútbol mundial en que la FIFA empieza a dividir a los pueblos", deploró el gobernante boliviano.

En un contexto de enorme desazón boliviana, Morales prometió "estudiar con la Federación una gran estrategia", pero "sobre todo la primera acción será que el día 15 de junio" el partido por las eliminatorias (sudamericanas para el próximo Mundial) con Chile debe jugarse en La Paz y vamos a esperar acá en el estadio Hernando Siles, el estadio que está vetado por la FIFA injustamente".

"He escuchado la posición que tomó Chile, respetamos ese respaldo, con Chile (país con el que Bolivia no tiene relaciones diplomáticas desde 1978) hemos construido una nueva relación de pueblo a pueblo, de amistad, de gobierno a gobierno, están muy bien encaminadas las relaciones con confianza", añadió.

"Siento, pienso y confío que la selección de fútbol (de Chile), sus dirigentes, su director técnico no nos abandonarán y va a ser importante este partido", confió Morales.

A pesar del clima adverso en la FIFA, "una campaña continuará" en la perspectiva de "defender la universalidad del fútbol", afirmó.

"Sólo pido al pueblo boliviano serenidad y unidad para enfrentar esta clase de discriminación a pueblos que vivimos en altura", agregó.

Morales hizo la declaración en un campo de juego donde entrenaba para jugar el lunes un partido de solidaridad con damnificados por las riadas que azotaron durante tres meses Bolivia, jornada en la que el principal invitado es el ex astro argentino Diego Armando Maradona.

rb/cl

Otras noticias

Contenido patrocinado