Buscar

Evo Morales recurre a la Iglesia para mediar en crisis política en Bolivia

AFP
15/03/2008 - 19:21

El presidente Evo Morales apeló a la Iglesia Católica para una mediación en la recurrente crisis política de Bolivia, que alcanza a las regiones, a un fuertemente polarizado Congreso y ahora al tribunal electoral.

La iniciativa podría chocar con la negativa de los prefectos de Santa Cruz, Tarija, Pando y Beni -donde se atrinchera a oposición-, decididos a ejecutar sendos procesos autonómicos, considerados ilegales por el gobierno.

El vocero de la poderosa prefectura de Santa Cruz, Carlos Dabdoub, dictaminó que "no es tiempo de conversaciones", ratificando el camino hacia un referendo autonómico programado para el 4 de mayo.

Mientras, el prefecto de Tarija, Mario Cossío, advirtió que su región -que alberga el 85% de la riqueza gasífera de Bolivia- "no detendrá la consulta" por autonomía.

Sus homólogos de Pando y Beni, Leopoldo Fernández y Ernesto Suárez, abrieron en tanto la posibilidad de entablar una nueva negociación con el gobierno pero anunciaron que continuarán su camino hacia los plebiscitos autonómicos programados.

Mientras las regiones insisten en avanzar en sus autonomías, Morales está empecinado en someter a consulta, vía referendo el 4 de mayo, una nueva Constitución, de corte estatista e indigenista.

La Iglesia Católica se dijo dispuesta a actuar de "facilitadora, no mediadora", en un proceso de acercamiento entre ambos bandos, que libran batallas ideológicas en todos los campos, especialmente el Congreso donde la oposición es fuerte en el Senado y el oficialismo en la cámara de Diputados.

"La Iglesia busca la forma de poner su granito de arena en este proceso de búsqueda de la paz y la justicia", declaró el vocero de la jerarquía eclesiástica, monseñor Jesús Juárez, luego de una reunión el viernes entre Morales y el cardenal Julio Terrazas, en Santa Cruz (este boliviano).

El jefe de la oposición, el ex presidente derechista Jorge Quiroga, líder del partido Podemos, que domina el Senado, mostró de su lado disposición para acudir al diálogo con reglas claras y mediaciones de la Iglesia y organismos internacionales para "dar confiabilidad al acercamiento".

"Estamos a disposición de la hora y fecha que el cardenal convoque para llevar propuestas que garanticen la unidad y permita que se reconstruya la economía del país y que tengamos un pacto nacional que permita avanzar en la dirección que todos los bolivianos quieren", declaró Quiroga.

La tremenda polarización política obligó el viernes al presidente del Legislativo, Alvaro García, también vicepresidente boliviano, a suspender una sesión del Congreso que debía debatir la crisis.

"En contribución del Congreso nacional a poner sus esfuerzos para crear un clima de diálogo, he decidido suspender la sesión", dictaminó, entre protestas e insultos de la oposición de derecha.

En medio de ese clima, tres cortes departamentales electorales --las de Santa Cruz, Pando y Beni-- desconocieron la autoridad del presidente de la Corte Nacional Electoral, José Luis Exeni, que había determinado dejar sin efecto los refendos tanto del gobierno, para consultar la nueva Constitución, como los de las regiones, para intentar avalar sus autonomías.

El clima de tensión en Bolivia indujo al papa Benedicto XVI a exhortar el viernes desde el Vaticano a "promover en la entera población las condiciones necesarias para el diálogo y el acuerdo".

rb/pz

Otras noticias

Contenido patrocinado