Buscar

A punto de ser crucificado, Hugo Sánchez descarga su frustración

AFP
15/03/2008 - 20:03

Jugador brillante, técnico inconsistente, gran motivador, pésimo perdedor, Hugo Sánchez, técnico de la selección de fútbol de México, carga ahora la misma cruz en la que sacrificó anteriormente a su predecesor en el cargo, el argentino Ricardo Lavolpe.

El estratega azteca está en el centro de las críticas luego de la pobre demostración de su equipo en el Grupo B del Preolímpico Sub-23 de la Concacaf, que otorga dos boletos a los Juegos Olímpicos de Pekín.

Incluido en el Grupo B del certamen, México sacó un magro empate 1-1 contra Canadá en la primera fecha y cayó 2-1 el viernes ante Guatemala, por lo que ahora su pase a las semifinales está sumamente comprometido.

"Ahora se nos complica aunque todavía tenemos oportunidades matemáticas. Si anotamos un gol más que Canadá tenemos la opción, tenemos que estar preparados y demostrar que tenemos la calidad y que nuestro deseo es ir a los Olimpiadas", indicó Sánchéz.

Sánchez, que se convirtió en un crítico feroz de Lavolpe cuando el argentino llevaba las riendas del Tricolor, está cosechando los vientos que sembró.

Como ha sido la tendencia en sus últimos partidos, el público comenzó a corear el nombre de Lavolpe la noche del viernes, luego del segundo gol guatemalteco que puso contra la pared a México.

El DT azteca achaca a la presión de la prensa el hecho de que sus muchachos no tengan capacidad de remate para conseguir los goles.

"Hay una tensión inconsciente que viene de afuera y eso nos está limitando para el último toque y no nos está ayudando", indicó, y señaló que concretamente la prensa mexicana es la culpable de los pobres resultados de su equipo.

"Esos medios (de prensa) repiten una y otra vez que no la meten, que son tantos minutos, tantas semanas y es un recordatorio de pesimismo que a cualquier persona, cuando le recuerdan sus errores, le merma su confianza", abundó.

Sus contradictorias declaraciones y renuencia a reconocer los errores, le han puesto en la mira de esos mismos medios que le recibieron con los brazos abiertos luego de prometer que llevaría a México al pináculo de toda competencia en la que participara.

"Hay medios, sobre todo mexicanos, que son mala leche y eso presiona. A pesar de que se les inyecte confianza, hay medios que ven sólo lo malo en la selección", expresó.

Guatemala, que cosecha dos victorias, ya aseguró su pase a las semifinales del 20 de marzo en Nashville, y tiene en sus piernas el pase de México a esa instancia, si derrota a Haití en el partido que abre las acciones en la última fecha del domingo.

El domingo, el cuadro de Sánchez dependerá de un triunfo de Guatemala ante Canadá, y sobre todo, que pueda derrotar a Haití, cuadro que viene inspirado tras su victoria el viernes ante los norteños.

"Ahora se nos complica, pero aún tenemos posibilidades matemáticas y sabemos que podemos superar lo que haga Canadá, y también sabemos que el equipo está con capacidad de estar en vida y con deseos de llegar a semifinales", puntualizó Sánchez.

psl/cl


Contenido patrocinado

Otras noticias