Buscar

España espera solucionar "con diálogo" crisis migratoria con Brasil

AFP
17/03/2008 - 14:14

El ministro español de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, declaró este lunes que espera que el diferendo con Brasil por las prohibiciones de entrada en las fronteras se solucione "a través del diálogo y la información".

"Confío en que a través del diálogo y la información se pueda solucionar", delcaró Rubalcaba a la cadena pública Radio Nacional de España (RNE).

Responsables de España y Brasil mantendrán un encuentro a finales de marzo para tratar el problema planteado por la creciente prohibición a brasileños de entrada en España a través de los aeropuertos.

Brasil ha expresado su protesta y en las últimas semanas ha tomado medidas similares con unos 20 ciudadanos españoles.

El ministro del Interior explicó que España ha "cambiado algunas normas" a causa de su experiencia y del acuerdo Schengen sobre fronteras de la Unión Europea (UE).

Las nuevas normas entraron en vigor "hace unos meses y aunque nos hemos esforzado en explicarlas, puede haber gente que no las sepa", alegó.

"Hay un norma que tenemos que cumplir y nosotros estamos dispuestos a informar exhaustivamente a todo aquel que quiere venir a España, que para entrar (...) hay que cumplir unas determinadas normas", insistió.

Las protestas de Brasil se añaden a las de otros países latinomericanos como Chile y Uruguay, después de que España pusiera en vigor varias normas europeas de fronteras.

Rubalcaba atribuyó la "protesta" de las autoridades brasileñas a que en "los últimos tiempos hay más ciudadanos de Brasil que no pueden entrar en España". Pero negó un incremento sustancial de las denegaciones, ya que "si antes hubo cuatro y ahora 24, se han multiplicado por seis, pero estamos hablando de 24 casos", comentó.

Rubalcaba reconoció que en los últimos meses pudo haber "actuaciones de algún policía que no está excesivamente acertada", aunque también "puede haber algún turista que de vez en cuando diga cosas que no debe decir".

En todo caso "no podemos permitir que alguien que diga que viene de turismo, venga con 50 euros", zanjó.

Para las autoridades españolas "es muy doloroso tener que devolver a alguien (...), pero hay que hacerlo porque si no, le estás dando a las mafias un certificado de legalidad", explicó.

esb/js

Otras noticias

Contenido patrocinado