Buscar

El COI, más preocupado por el calor que por la polución de Pekín

AFP
17/03/2008 - 18:42

El Comité Olímpico Internacional (COI) "estudia un plan B" en caso de que la polución y el clima impusiesen un aplazamiento de algunas de las pruebas deportivas de los Juegos Olímpicos de Pekín, en agosto, declaró este lunes el presidente de la comisión médica del COI, Arne Ljungqvist.

El científico sueco explicó, a través de una conferencia telefónica, que durante los Juegos (8-24 de agosto), se realizará una vigilancia constante de la meteorología y de algunos valores indicantes de polución, y que una comisión bipartita (entre el COI y las Federaciones Internacionales), decidirá cada mañana si una prueba se celebra o no.

"Ya hemos organizado los Juegos en lugares muy contaminados sin que causase inquietud", indicó el sueco citando como ejemplos a Atenas (2004) y Los Ángeles (1984). "En Atlanta (1996) y en Sevilla (Mundial de atletismo de 1999), las condiciones meteorológicas eran igualmente extremas", prosiguió Ljungqvist, que recordó que en Barcelona (1992) se interrumpió un partido de tenis por el fuerte calor.

Consultado por la AFP, el doctor Gabriel Dollé, director de la comisión médica de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) opinó de la misma manera. "Seamos realistas: No hay que ni minimizar ni exagerar la situación de Pekín. Hay una analogía real con Atenas o Atlanta. También teníamos miedo de los problemas de Osaka (Mundial de atletismo en 2007) y hemos salido adelante", indicó Dollé.

"El calor, la humedad y, sobre todo, la dirección del viento, serán más problemáticos que la polución", estimó Ljungqvist que ha recibido las conclusiones de un panel de cuatro expertos independientes encargados por el COI de estudiar las informaciones proporcionadas por los organizadores de los Juegos (BOCOG).

Preguntado por los riesgos que podrían correr los deportistas de las disciplinas más afectadas por la calidad del aire, el responsable del COI estimó que "el aire contaminado y el calor (podrían) afectar a las funciones respiratorias" y provocar asma en los sujetos sensibles. Con respecto a la posibilidad de llevar mascarillas, evocada por algunos científicos, Ljungqvist la calificó como una "medida no necesaria, concernientes a una decisión personal".

La semana pasada, el doble campeón olímpico en 10.000 m, el etíope Haile Gebreselassie, indicó que había muy pocas posibilidades de que participase en la maratón de los Juegos Olímpicos de Pekín, debido a "la humedad y a la polución", y que lo intentaría en los 10.000 m.

Otras noticias

Contenido patrocinado