Buscar

DESTACAMOS
Una persona se coló en el Espanyol-Barcelona con una pistola de fogueo y realizó varios disparos dentro del estadio

La "Madrugá" de Sevilla acaba en una tarde esplendorosa y multitudinaria

EFE
21/03/2008 - 2:45

Sevilla, 21 mar (EFE).- La "Madrugá" de la Semana Santa sevillana ha acabado poco después de las 14.30 horas con la entrada en sus templos de las tres hermandades más populares, las de las Esperanzas Macarena y Trianera, y el Cristo de los Gitanos, en una tarde esplendorosa y multitudinaria.

Tras una fría noche, en la que no se registraron incidentes destacables, los pasos de las tres hermandades más multitudinarias de la Semana Santa sevillana comenzaron al amanecer el regreso a sus barrios desde la Catedral y lo han completado en una mañana primaveral y radiante de sol, lo que ha favorecido la aglomeración de miles de personas cerca de sus templos.

El Cristo de los Gitanos entró en su iglesia pasadas las 13.30 horas, tras recuperar el retraso que acumuló durante toda la "Madrugá", ya que es la última hermandad que comienza su estación de penitencia.

Los gritos de fervor, mezclados con las tradicionales bulerías y otros sones flamencos acompañaron, un año más, el regreso a su templo del popularmente conocido como "El Manué".

El Cristo de la Sentencia, de la hermandad de la Macarena, regresó a su templo, en el populoso barrio del mismo nombre, a las 12.15 horas, rodeado de miles de "macarenos" y seguido de la popular centuria romana que desfiló, entre aplausos, en la entrada de la basílica.

La Macarena lo hizo dos horas más tarde, rodeada por una multitud de vecinos, fieles y curiosos que no cesaban de corearle los tradicionales gritos de ¡guapa!, ¡guapa!, ¡guapa!

El Cristo de las Tres Caídas, de la Esperanza de Triana, entró en su templo a las 12.50 horas, rodeado también de una multitud que se apiñó en la estrecha calle Pureza y en sus aledaños.

La Trianera, como se conoce popularmente a la titular de esta hermandad, regresó a su capilla de los Marineros hora y media después, llevada en volandas por miles de trianeros, muchos de los cuales regresan a su antiguo barrio cada "Madrugá" para acompañar a su Virgen, a la que honran con densas "petaladas" de flores desde los balcones.

La salida de la Macarena ha contado la pasada medianoche con la presencia de la viuda y tres hijos de Isaías Carrasco, el ex edil socialista asesinado por ETA el 7 de marzo en Mondragón.

Una de las novedades de la "Madrugá" de este año ha sido que la talla de Jesús del Gran Poder iba vestida con la llamada túnica de cardos, totalmente bordada de hilo dorado, que no se usaba desde hace 60 años.

Otras noticias

Contenido patrocinado