Buscar

ÚLTIMA HORA:
Atentado terrorista en Barcelona: al menos 13 muertos tras un atropello masivo en las Ramblas (21:09)

Benedicto XVI preside el Vía Crucis en el Coliseo de Roma

AFP
21/03/2008 - 23:37

El papa Benedicto XVI presidía el viernes por la noche en el Coliseo de Roma el tradicional Vía Crucis que conmemora el calvario de Cristo hasta su cruxifición y que este año está dedicado a los sufrimientos y persecuciones de la Iglesia católica en China.

El Papa presidía como espectador desde la colina del Palatino buena parte del sugestivo Vía Crucis, sin recorrer a pie las 14 estaciones, rompiendo así la costumbre papal, instaurada en 1741 por papa Benedicto XIV y olvidada por años hasta el 1925.

La ceremonia empezó a las 21H15 hora local (20H15 GMT) y dura unas tres horas.

El pontífice alemán, que cumplirá 81 años el próximo 16 de abril y tiene una "agenda muy cargada" durante la Semana Santa, decidió evitar la agotadora caminata nocturna a la que asisten miles de católicos, entre ellos muchos religiosos y monjas, pese a la lluvia, el viento y la ola frío que azota a la capital italiana.

"Es sabio que administre sus fuerzas, se trata sólo de un gesto prudente", explicó hace algunos días a la AFP el portavoz del Papa, padre Federico Lombardi, quien recordó que este año el pontífice realizará varios viajes al extranjero, entre ellos uno a Estados Unidos en abril.

Benedicto XVI se unirá a la procesión, según el programa, en las tres últimas estaciones del Vía Crucis, mientras que la mayoría de la ceremonia va a ser oficiada por el cardenal italiano Camillo Ruini, vicario de Roma.

Como un gesto para manifestar su personal atención por el continente asiático e involucrar a los fieles de China, el Papa pidió hace varios meses al cardenal de Hong Kong, el chino Joseph Zen Ze-Kiun, que redactara las meditaciones y plegarias que se leen en cada una de las 14 estaciones del calvario padecido por Cristo.

"Nos encontramos a esta hora y en este lugar, que nos recuerda a tantos siervos y siervas que hace muchos siglos, entre los rugidos de leones hambrientos y los gritos de la muchedumbre divertida, se dejaron descuartizar y golpear hasta la muerte por fidelidad a tu nombre", sostiene el texto de Zen, quien no asistía personalmente porque se encuentra en Asia.

"Los 'coliseos' se han multiplicado a través de los siglos, en esos lugares en donde nuestros hermanos están siendo duramente perseguidos", clamó el lector, que no cita explícitamente a China, pero sí a la llamada "Iglesia del silencio".

"En tantes partes del mundo se está atravesando la hora tenebrosa de las persecuciones", denunció.

"El Papa quiere que llegue al Coliseo la voz de esos hermanos y hermanas que están tan lejos (....) Esta noche están presentes aquí, en el corazón del Santo Padre y en nuestros corazones, los mártires vivientes del siglo XXI", agregó.

En sus meditaciones el purpurado recuerda también a los "persecutores" y se refiere a Poncio Pilato, el gobernador romano que condenó a muerte a Jesucristo: "Es la imagen de aquel que usa la autoridad como instrumento de poder y no para dictar justicia", sostiene.

Las consecuencias de tales denuncias sobre las delicadas relaciones entre el Vaticano y China, que atraviesan un momento delicado por las revueltas en Tíbet, no se conocen.

La Santa Sede rompió relaciones diplomáticas con China en 1951, dos años después de la victoria del comunismo y varios años después comenzó a buscar un acercamiento con Pekín con el fin de reunificar la Iglesia de ese país, dividida entre la "oficial", reconocida por el gobierno, y la clandestina, fiel al Papa.

El libreto del Vaticano con los textos ha sido ilustrado por grabados de las estaciones en los que Cristo y los personajes de la "Semana de Pasión" tienen rasgos asiáticos.

Una joven de nacionalidad china deberá entregar al Papa la cruz en la doceava estación, tras lo cual el jefe de la Iglesia católica se dirigirá a los numerosos católicos presentes que oran y caminan con antorchas en la mano alrededor del monumento romano.

El Vía Crucis es transmitido en directo por la televisión pública italiana.

El sábado, el Papa presidirá la vigilia pascual en la basílica del Vaticano y el domingo culminará las celebraciones de Semana Santa con la misa de Resurrección y el mensaje "Urbi et orbi", a la ciudad y al mundo.

Otras noticias

Contenido patrocinado