Buscar

La recalificación para ampliar el Polígono de Vicolozano (Ávila) no necesitará Declaración de Impacto Ambiental

30/03/2008 - 17:25

La Consejería de Medio Ambiente decidió que la recalificación de 29,8 hectáreas de terreno situado en la ampliación tercera del Polígono Industrial de Vicolozano, ubicado a las afueras de la capital abulense, no necesita de evaluación de impacto ambiental.

ÁVILA, 30 (EUROPA PRESS)

Se trata de una zona que pasará de área protegida a suelo industrial y que se incluye en la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana de Ávila, promovido por el Ayuntamiento de la capital.

Según se detalla en la orden de Medio Ambiente, la superficie es suelo rústico con protección natural como área de interés faunístico y agroforestal y, tras este proceso, se convertirá en suelo urbanizable delimitado para uso industrial "con el fin de dar cobertura y materializar uno de los objetivos del Plan Estratégico de Desarrollo Industrial de Ávila y dotar de mayor suelo industrial al municipio".

La decisión se justifica en que el PGOU "ya apuntó la necesidad de creación de suelo industrial" y declaró como "área de localización prioritaria" los terrenos situados en el límite este del término municipal.

Una parte de los terrenos, al norte de la carretera N-110, cuenta con 12,33 hectáreas que limitan al sur de la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) Encinares de los ríos Adaja y Voltoya y también Área Sensible de Águila Imperial y que lindan también con un Área Crítica AV-16 de la misma especie, además de que el sector está cruzado por la Vereda del Esquileo, que se mantiene como suelo rústico con "protección natural de infraestructuras históricas".

Según los criterios expuestos por la Comisión Territorial de Prevención Ambiental de Ávila y el Servicio Territorial de Medio Ambiente, su decisión de no someter esta modificación a Evaluación de Impacto Ambiental se sustenta en que "no se produce una alteración sustancial sobre la ordenación general del municipio ni sobre el modelo territorial vigente".

Esto es debido a que el sector que se encuentra al norte de la carretera N-110 se ubica en el límite sur de la ZEPA Encinares del río Adaja y Voltoya, que es "poca extensión" y tiene "carácter antropizado", por lo que "no se prevén problemas ambientales significativos al ser colindante con el Polígono Industrial de Vicolozano".

Aunque Medio Ambiente indica que la situación de este sector es "idónea", dado que ya se encuentra colindante con un polígono industrial y presenta un "gran apoyo de infraestructura viaria" al encontrarse junto a la N-110 y a la intersección con la AP-51, que conecta con la A-6, el informe añade que "no se han tenido en cuenta otras alternativas", como son los terrenos al este del actual polígono, que "mantiene las ventajas de localización derivadas junto al polígono y presenta menos valores ambientales reconocidos".

La orden concluye que los efectos sobre el Medio Ambiente serán en la zona "los producidos por la instalación de una zona industrial y dependerá del tipo de industria que se instale", si bien "se acumularán con el área ya industrializada colindante", mientras que el área implicada será "escasa" y afectará a una población "mínima", dado que "en las proximidades sólo existe un pequeño núcleo de población: Vicolozano".

Contenido patrocinado

Otras noticias