Buscar

Impaciencia en Zimbabue por la demora en la divulgación del escrutinio

AFP
1/04/2008 - 15:32

El presidente zimbabuense Robert Mugabe parecía dispuesto este martes a entregar el poder, según varias fuentes políticas y diplomáticas en el país, aunque el líder opositor, Morgan Tsvangirai, insistió en que sólo asumirá el gobierno si se le reconoce la victoria electoral.

Mugabe, de 84 años, está dispuesto a dimitir pero antes tiene que llegar a un acuerdo con el jefe del Estado Mayor, Constantine Chiwenga, explicó un responsable del partido oficialista, Zanu-PF. "Está dispuesto a dimitir porque no quiere ponerse en un brete", aseguró bajo anonimato.

"Sólo hay una persona que lo bloquea, el jefe del Estado mayor", añadió.

Por el momento, la Comisión Electoral no ha difundido resultados de la elección presidencial, celebrada el sábado. Pero según el responsable del Zanu-PF, Tsvangirai obtuvo el 48% de los sufragios. Eso significa que no cuenta con la mayoría absoluta, y que por ello es necesaria una segunda vuelta, algo que Mugabe no está dispuesto a sufrir.

Dos diplomáticos europeos en Harare confirmaron también el principio de acuerdo entre oposición y poder. "Todo indica que Mugabe dejará el poder sin violencia", indicó una de ellas a la AFP.

Según el canal británico BBC, los embajadores de Gran Bretaña, Estados Unidos y Francia fueron convocados en la sede del gobierno el martes por la noche.

Tsvangirai no quiso confirmar que haya un acuerdo para que Mugabe abandone el poder.

"Cualquier especulación sobre pactos, negociaciones, no tiene sentido porque no se han anunciado los resultados", dijo el líder opositor en su primera aparición pública desde los comicios del pasado sábado.

"Estoy dispuesto a esperar a que la Comisión Electoral confirme los resultados", declaró ante la prensa el líder del Movimiento para el Cambio Democrático (MDC), principal partido opositor.

Oficialmente no hay negociaciones. "No hay ninguna discusión en curso. Nos preguntamos de dónde salen todas estas declaraciones, basadas en rumores infundados difundidas por gente malintencionada", dijo el ministro adjunto de Información, Bright Matonga.

Ante la lentitud en la divulgación de resultados de las elecciones del sábado, la Unión Europea, Estados Unidos y la ONU aumentaron este martes su presión.

El ministro esloveno de Relaciones Exteriores, Dimitrij Rupel, cuyo país preside este semestre la Unión Europea (UE), instó a Mugabe a abandonar el poder, que ejerce desde 1980.

Mugabe "ve perdidas las elecciones", dijo. "Espero que se vaya y la mayor parte de los europeos piensan lo mismo. Lo contrario sería un golpe de Estado", añadió.

Estados Unidos apremió este martes por la noche a la Comisión Electoral para que proclame los resultados de los comicios, y consideró "claro" que los zimbabuenses "votaron por el cambio", según el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Gordon Johndroe, que acompaña al presidente George W. Bush a la cumbre de la OTAN en Bucarest.

Desde Nueva York, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió "la mayor transparencia" en el recuento de votos en Zimbabue, indicó su oficina de prensa.

La Comisión Electoral de Zimbabue llamó al país a "tener paciencia" y afirmó que efectuará una "verificación meticulosa" de los resultados de las provincias.

Según los datos parciales ofrecidos hasta ahora por este organismo, la oposición a Mugabe lleva una ligera ventaja en cantidad de escaños parlamentarios.

El MDC se aseguró en las legislativas del sábado 90 escaños -de los 210 del Parlamento- frente a 85 del Zanu-PF, indicó la Comisión Electoral.

Cinco de los escaños atribuidos al MCD han pasado a una facción disidente.

Las fuerzas de seguridad estaban el martes en alerta máxima, particularmente en Harare, aunque la calma reinaba en la capital.

En caso de que Mugabe abandone el poder, el presidente deja un país sumido en una grave crisis económica, con una inflación que supera el 100.000% anual y escasez de productos básicos, como el pan y el aceite comestible.

Contenido patrocinado

Otras noticias