Buscar

Policías españoles y brasileños controlarán las entradas en estos países

AFP
1/04/2008 - 18:54

La posibilidad de que policías brasileños y españoles colaboren juntos en los controles migratorios es una de las principales medidas acordadas este martes por Brasilia y Madrid, tras la crisis de las inadmisiones recíprocas de nacionales de las últimas semanas.

"Se prevé la posibilidad de que funcionarios policiales de ambos países colabren 'in situ' con sus contrapartes", informó este martes un comunicado conjunto hispano-brasileño tras la reunión que mantuvieron la subsecretaria española de Asuntos Exteriores, María Jesús Figa, y el subsecretario general para las comunidades brasileñas en el Exterior, Oto Agripino Maia.

"Creo que la crisis propiamente fue superada; lo que deseábamos, que era señalar un retorno a la normalidad, lo conseguimos", dijo Maia, en rueda de prensa telefónica desde España con periodistas en Brasil. "Nuestras preocupaciones (...) recibieron trato adecuado" de las autoridades españolas, añadió.

Ambos responsables también acordaron establecer un "línea directa" entre las autoridades consulares de ambos países en asuntos de frontera, así como intercambiarse toda la información referida a los requisitos legales de entrada en ambos países "procurando la máxima difusión de los mismos a todas las instituciones y agentes implicados", según el comunicado.

Los brasileños "pueden viajar tranquilos" a España, dijo Maia, aunque insistió en que deberán llevar "toda la documentación necesaria para entrar en un país europeo".

Figa y Maia, que se felicitaron "por el alto grado de entendimiento y confianza manifestado en esta reunión", acordaron seguir celebrando reuniones periódicas de las autoridades migratorias y de Asuntos Exteriores de ambos países.

La reunión de este martes y las medidas acordadas son consecuencia de la crisis que atravesaron el mes pasado España y Brasil por las denegaciones de entrada de ambos países en los aeropuertos. La crisis empezó el 6 de marzo, cuando Brasil denunció el creciente número de brasileños a los que se rechazaba en los aeropuertos españoles, y amenazó con medidas de "reciprocidad", lo que cumplió en los 10 días posteriores.

Desde principios de año, Brasil ha rechazado a más de una veintena de españoles en aeropuertos brasileños, según datos de la policía brasileña, un número mayor que los denegados en los últimos tres años, al exigirles los mismos requisitos que pide Madrid. Por su parte, 1.027 brasileños no pudieron entrar en España en lo que va del año, un tercio del total de 2007, según las mismas fuentes.

Otras noticias

Contenido patrocinado