Buscar

Tribunales.- El fiscal mantiene la pena de 8 años de cárcel para el dueño del club Paradis por tráfico de drogas

14/04/2008 - 14:39

La defensa pide la libre absolución al considerar que "no existen pruebas" para dictar una sentencia condenatoria

OVIEDO, 14 (EUROPA PRESS)

El fiscal especial antidroga del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), José Perlas, mantuvo hoy la petición de pena de ocho años de prisión para, D. A. S. S., dueño del club Paradis, acusado de tráfico de droga. Por su parte el fiscal, de conformidad con las partes, rebajó la pena de siete años a cuatro años y tres meses de prisión para J. E. G. C. y rebajó la petición de condena de cinco años a tres años y seis meses de cárcel.

Por otra parte, la defensa de D. A. S. S., ejercida por el abogado Ricardo Buylla, pidió en su informe final la libre absolución para su cliente al considerar que "no existe ninguna prueba de cargo con todas las garantía para dictar una sentencia condenatoria".

El juicio que se celebró en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial quedó hoy visto para sentencia después de que declarasen los tres acusados y varios agentes de la Policía Nacional.

Los dos primeros acusados en declarar J. E. G. C. y R. C. V., reconocieron los hechos aunque se mostraron en desacuerdo con las peticiones solicitadas inicialmente por el Ministerio Fiscal que rebajó las condenas al tener en cuenta el atenuante de drogadicción.

J. E. G. C. reconoció que el día 3 de enero de 2007 viajó a Madrid para comprar cocaína por encargo de D. A. S.. El día 5 de enero fue detenido en la estación de Alsas de Oviedo con 1 kilo de cocaína. El 17 de enero de 2007 la Policía detuvo a R. C. V. que ocultaba en su domicilio de Ribadesella 2,23 gramos de cocaína

Por su parte, el tercer acusado, D. A. S. S., dueño del club Paradis, se declaró inocente de todos los hechos que se le imputan y aseguró que "en ningún momento traficó con droga con los otros dos imputados en la causa.

El propietario del club de alterne manifestó desconocer al acusado R. C. V. mientras que el segundo, J. E. G., realizaba trabajos de búsqueda de chicas para el club por el que le pagaba entre 50 y 100 euros.

El letrado de de D. A. S. manifestó que tan sólo existe la declaración de J. E. G para imputar a su patrocinado, así como las versiones de los agentes de la Policía Nacional que consideró "contradictorias". Además, el letrado pidió la audición íntegra de todas las intervenciones telefónicas practicadas a su cliente porque demuestran "que no tiene nada que ver con la trama", según Buylla.

Por su parte, el fiscal sostuvo que durante las conversaciones telefónicas los acusados hablan de "chicas" y de "rubias" utilizando un "lenguaje encriptado" refiriéndose a droga y sentenció que "no hay ningún tipo de duda" de que el dueño del club Paradis era el destinatario de la cocaína.

Otras noticias

Contenido patrocinado