Buscar

Trib.- La Audiencia de Las Palmas celebra el juicio contra dos acusados de estafar casi un millón de euros a un alemán

14/04/2008 - 15:24

La Sección Segunda de la Audiencia Provicnial de Las Palmas celebrará mañana el juicio contra dos acusados de un presunto delito continuado de etafa de casi un millón de euros a un ciudadano alemán que se trasladó a Gran Canaria e invirtió todos sus ahorros en operaciones inmobiliarias en la zona turística del sur de la isla, según informaron fuentes jurídicas a Europa Press.

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 14 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía ha solicitado imponer cuatro años de prisión para los acusados, M.G.L. y A.C.S, para quienes el Ministerio Público pide, además, nueve meses de multa a razón de 15 euros al día, y, en concepto de responsabilidad civil, indemnizar conjunta y solidariamente a H.B., la persona perjudicada, en la cantidad de 915.341 euros.

A principios del año 1999, el ciudadano alemán decidió trasladar su residencia a Gran Canaria e invertir "los ahorros generados por toda una vida de trabajo" en operaciones en Playa del Inglés, en Maspalomas, en el municipio de San Bartolomé de Tirajana, según reza en el escrito de acusación del fiscal.

Para ello, entra en contacto con M.G.L. y A.C.S, que logran convencerle de que invierta bajo su intermediación en la compra de diferentes bungalows que, "adquiridos mediante subasta judicial a buen precio, puedan ser luego alquilados o revendidos obteniendo unos buenos rendimientos económicos".

De hecho, según el fiscal, ambos acusados "no dudaron en afirmar su profundo conocimiento del funcionamiento del mundo de las subastas juidiciales de bienes inmuebles embargados", así como de los diversos procedimientos para asegurarse su compra.

De esta forma, supuestamente con la finalidad de obtener un beneficio patrimonial ilícito, consiguieron que el alemán les entregara toda una serie de importantes sumas de dinero que supuestamente iban dirigidas a comprar directamente a los acusados algunos bungalows, que éstos afirmaban ser ya de su propiedad (por haberlos comprado mediante subasta) o que adquirirían en fechas próximas inmediatas de la misma manera.

LA REALIDAD, "BIEN DISTINTA".

"La realidad, sin embargo, era bien distinta. Los acusados, o bien no eran titulares de esos bungalows, o bien nunca hubieran podido adquirirlos mediante subasta juidicial, sencillamente porque ni siquiera habían sido embargados", detalla el escrito.

Así, H.B. entregó a los acusados un total de 264.000 euros por la compra del bungalow número 1.014 de la urbanización denominada "Sun Club", situada en parte del lote 56 del plano de urbanización conocido como zona de ampliación de Playa del Inglés.

Igualmente, el 12 de enero de 2000 entregó 102.000 euros como parte del precio total por la adquisición del bungalow número 1.011, otros 112.800 euros por el bungalow número 1.013 y, posteriormente, abonó 42.000 euros como parte del precio total de esta última vivienda.

Por otro lado, entregó también hasta 210.000 euros como parte del precio total por la compra del bungalow número 1.017, ubicado en la misma parcela.

Entre el 26 de junio y el 25 de agosto de 2000, entregó hasta un total de 110.000 euros por la compra de las tres viviendas 257C, 257D y 258C en el mismo complejo de apartamentos situado en la Avenida de Gran Canaria. Finalmente, entre el 3 y el 10 de enero de 2001 dio 72.000 euros por comprar el bungalow 1.009 ubicado en la misma zona.

SE QUEDA SIN LOS BUNGALOWS Y SIN EL DINERO.

En todos estos casos se suscribieron los correspondientes contratos privados entre las partes. Así, respecto a los bungalows 1.014 y 1.009 y las viviendas 257C, 257D y 258C, figuraba como titular del inmueble o como depositario de cantidades a cuenta de la futura adquisición el acusado A.C., como administrador de dos de sus sociedades.

En el resto de operaciones documentadas intervino, además de él, el también acusado M.G., que, a su vez, y en todos los casos figura como firmante y receptor de las cantidades entregadas en cuenta.

El escrito de la Fiscalía agrega que se da la circunstancia, además, de que respecto a los bungalows 1.011 y 1.013, constan sendas operaciones similares realizadas en fechas 14 de mayo y 11 de abril de 2000, respectivamente por A.C. respecto a terceras personas, por lo que se siguen los correspondientes procedimientos penales.

Como quiera que el súbdito alemán "ejercía presión" sobre los dos acusados, a quienes exigía la elevación a escritura pública de los documentos privados de compraventa o de opción de compra firmados, A.C. firmó ante notario el día 5 de noviembre de 2001 un reconocimiento de deuda por un importe total de 973.639,61 euros (162 millones de pesetas).

A día de hoy, sin embargo, el querellante sigue sin tener los bungalows supuestamente adquiridos, ni le ha sido devuelto el dinero invertido para ello.

Otras noticias

Contenido patrocinado