Buscar

Centro.- Vecinos se quejan de que tenga que ser la iniciativa privada y no el Ayuntamiento quien "sanee" el barrio

14/04/2008 - 15:35

Los comerciantes consideran "buenísima" la acogida al proyecto de Triball que ha abierto varias tiendas de ropa en la zona

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

La portavoz de la Asamblea Ciudadana Barrio de Universidad (ACIBU), Isabel Rodríguez, se quejó hoy de que tenga que ser la iniciativa privada y no la pública, aludiendo al Gobierno municipal, la que "sanee" el barrio, después de que la asociación de comerciantes Triball cedieran locales a artistas de tendencias para abrir comercios en la zona.

Rodríguez, que consideró que es demasiado pronto determinar el alcance del proyecto, señaló que los vecinos "no tienen ningún problema" con la iniciativa privada, pero destacó que su asociación no quiere que el todo el peso de revitalizar el barrio recaiga en la actividad comercial.

Reprochó así al Consistorio que no haya realizado actuaciones como la inspección de locales o de casas donde "se sabe que se venden drogas", poniendo siempre como "excusa" la necesidad de una orden judicial.

Por otro lado, la responsable de la asociación vecinal del barrio de Universidad declaró que el tráfico de drogas sigue existiendo en la calle Barco, a pesar de la colocación de cámaras de Seguridad por parte del Consistorio.

Por ello, confió en un plan municipal que tendrá lugar en sus calles en los próximos meses a fin de rehabilitar viviendas y calles de la zona, así como la peatonalización de algunas de ellas, para la recuperación del barrio.

UNA "BUENÍSIMA" ACOGIDA

Por su parte, el presidente de la Federación de Madrid-Centro, Florencio Delgado, tachó de "buenísima" la acogida de la zona situada entre la calle Ballesta y la calle de Fuecarral a las nuevas tiendas de ropa abiertas gracias a Triball. Este mes, el proyecto es piloto, y tras él, los comercios tienen opción a compra o alquiler.

Asimismo, aseguró a Europa Press que "se está notando un cambio importantísmimo en el ambiente de la zona", situación que, a su juicio, "por desgracia han tenido que soportar los vecinos en los últimos 25 años". "La situación era un desastre, pero ahora se ha arreglado, pues la prostitución no se ve apenas", indicó.

Delgado aplaudió la desaparición de los prostíbulos cuyos locales fueron comprados por Triball, y se refirió a los dos que aún quedan: "No se van porque es buen negocio para quien lo que los explota pero si el ambiente social sigue cambiando, que en definitiva es el que modifica la situación, y acaba por ser sano, desaparecerán".

"La verdad es que la movida del fin de semana ha sido increíble, pues la gente joven ha estado constantemente visitando las nuevas tiendas. Estoy sorprendidísimo de la respuesta de la masa social, que en definitiva es la que pondrá coto a los desvanes de la zona,y esta poniendo fin a los problemas más rapido de lo que pensamos", agregó.

Asimismo, Delgado manifestó que deben "reemplantearse las cosas, reconocer que ha sido la iniciativa privada la que ha tenido que revitalizar la zona y no los políticos". "De ahí vienen la mayoría de las quejas, de que vienen a ganar dinero, pero me parece de perlas que saquen rentablidad si arreglan los problemas. Lo que queremos es que nuestros hijos puedan andar por la calle con tranquilidad", añadió.

No obstante, Delgado destacó la colaboración de la Policía municipal y el Ayuntamiento, para atajar las "broncas de todos los días, la indigencia, las imágenes desagradables", que ahora están desapareciendo a "pasos agigantados, que se han comprobado todo el fin de semana".

Contenido patrocinado

Otras noticias