Buscar

Calparsoro se reunirá el jueves con el fiscal de Seguridad Vial para decidir si reabrir o no el caso Enaitz

14/04/2008 - 16:27

El fiscal superior de La Rioja, Juan Calparsoro, se reunirá el próximo jueves con el fiscal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas. Al término de la reunión, Calparsoro espera haber tomado una decisión definitiva sobre la reapertura del caso del atropello de Enaitz Iriondo.

LOGROÑO, 14 (EUROPA PRESS)

Calparsoro indicó hoy a Europa Press que la reunión se celebrará a petición del fiscal de Seguridad Vial, con el objetivo de "analizar entre los dos las diligencias y marcar una línea a seguir".

La semana pasada, el fiscal superior tomó declaración a Tomás Delgado, conductor que atropelló mortalmente a Enaitz Iriondo. Esta reunión fue "importante" pero "no determinante", según señaló Calparsoro, quien explicó que citó a Delgado para "escuchar de su voz su versión de los hechos", puesto que únicamente había declarado el día del accidente, y para "aclarar algunas circunstancias que pudieron concurrir aquella noche".

REGRESABA EN BICI.

El 26 de agosto de 2004, Enaitz Iriondo regresaba al camping en bici después de haber estado en el pueblo, situado a dos kilómetros. Fue "tan cauto", explicó hace unos meses su madre, Rosa María Trinidad, en la página web de STOP ACCIDENTES, que volvía al camping utilizando un camino vecinal que discurre paralelo a la carretera secundaria LR-111. "Sin embargo, al salir a la carretera LR-111, el conductor de un Audi A8 que circulaba a gran velocidad lo arrolló y lo mató".

Un 'Informe Técnico' elaborado por un perito estableció que la velocidad instantes previos al impacto del turismo, tomó un valor de 173,9 kilómetros hora. El límite de velocidad máximo permitido en esa carretera era de noventa. "La frenada fue tan fuerte que las huellas de la frenada estuvieron allí durante casi un año".

Del mismo informe, añadía la madre entonces, se puede concluir que el impacto no se produjo en el momento en el que se incorporó desde el camino a la calzada, sino que después que la bicicleta había circulado varios metros. A una velocidad de 173,9 kilómetros hora la distancia que se atraviesa es de 44,4 metros en un segundo. "Y desgraciadamente esto está en contraposición con lo que señala el atestado".

"El impacto fue tan brutal dada la velocidad del coche que mi hijo voló por los aires a mas de 18 metros de altura, sobrepasando la luz de las farolas que estaban ubicadas en dicha carretera", explicó.

No obstante, señaló, "tal como se realizó y redactó el atestado del accidente, no se dio ninguna importancia a la velocidad que iba el coche, destacando, únicamente, que Enaitz iba sin chaleco reflectante y casco". Añadió a esto que "al conductor se le realizó el control de alcoholemia una hora y media después del accidente, e incluso entonces dio una tasa de 0,15 miligramos por litro de aire espirado".

Posteriormente Delgado presentó una demanda contra la familia, en la que solicitaba el pago de los desperfectos de producidos en su coche por el atropello (valorados en 14.000 Euros) y además reclamó otros 6.000 euros por el tiempo en que tuvo que utilizar otro coche sustituto para trabajar. El día de la vista oral, el pasado 30 de enero, en el Juzgado de Haro, Delgado retiró la demanda civil, por lo que el juicio no se celebró.

Otras noticias

Contenido patrocinado