Buscar

La UE mantiene sus proyectos sobre biocarburantes a pesar de las críticas

AFP
14/04/2008 - 17:01

A pesar de las duras críticas contra los biocarburantes, acusados de ser "un crimen contra la humanidad", la Unión Europea se niega a abandonar sus proyectos basados en esta fuente de energía, ya que ello implicaría examinar de nuevo todo su plan de lucha contra el cambio climático.

"No se plantea por el momento suspender el objetivo fijado para los biocarburantes", informó este lunes la portavoz europea para Medio Ambiente, Barbara Helfferich. "No podemos cambiar un objetivo político porque en ese caso tendríamos un debate sobre todos los otros objetivos", explicó a la AFP un responsable europeo que no quiso revelar su identidad.

En 2007, los 27 miembros de la UE se habían comprometido a lograr una reducción del 20% de los gases de efecto invernadero y un aumento al 20% de la parte de energías renovables en el consumo energético total del bloque y al 10% de los biocarburantes en el transporte.

El pasado 14 de marzo, los líderes europeos ratificaron en Bruselas la determinación de encontrar un acuerdo para fin de año sobre este plan de acción, aunque no ocultaron sus preocupaciones por las consecuencias para sus industrias y los posibles efectos negativos de los biocombustibles.

Estas dudas sobre los biocarburantes no han hecho más que aumentar desde entonces, a raíz del alza de los precios de los alimentos y la multiplicación de las protestas por esta cuestión en los países pobres. "La fabricación de biocombustibles es hoy en día un crimen contra la humanidad", indicó este lunes el suizo Jean Ziegler, relator especial de la Naciones Unidas para el derecho a la alimentación.

Si la UE no piensa por ahora abandonar sus proyectos, los 27 tienen previsto aprobar el próximo 7 de mayo exigentes condiciones para la producción de biocarburantes, que no podrán ser fabricados con materias primas procedentes de bosques vírgenes ni de zonas naturales protegidas.

En medio de la polémica desatada, la Comisión Europea indicó este lunes que propondrá la supresión de las subvenciones para los cultivos destinados a la producción de biocarburantes. "Vamos a proponer a los Estados miembros suprimir esas subvenciones, porque el mercado existe para los biocarburantes y ya no es necesario alentar su cultivo", afirmó en Bruselas el portavoz europeo para cuestiones de agricultura, Michael Mann. Esta ayudas son de "90 millones de euros (unos 153 millones de dólares) para dos millones de hectáreas", precisó.

Varios responsables europeos ya habían manifestado su preocupación por la utilización de la producción agrícola con fines energéticos en detrimento de los alimentos, en un contexto de alza de los precios de las materias primas.

"La producción agrícola con fines alimentarios debe ser claramente prioritaria", declaró este lunes el ministro francés de Agricultura, Michel Barnier, que propuso una iniciativa europea frente al aumento de precios de las materias primas y la crisis alimentaria que ello provoca. Según Barnier, es necesario "producir para alimentar", una forma de decir que la UE debe limitar el lugar de los biocarburantes extraídos de vegetales -que los 27 se comprometieron a desarrollar para luchar contra el cambio climático-, a fin de no reducir los cultivos alimentarios.

Otras noticias

Contenido patrocinado