Buscar

Tribunales.- La Fiscalía rebaja a nueve años y tres meses la pena de cárcel para el acusado de cuatro robos en un mes

14/04/2008 - 19:03

El Ministerio Fiscal rebajó hoy la petición de pena de 19 años y tres meses de cárcel a 9 años y tres meses de prisión para el vecino de Gijón, D.C.G., acusado de cometer cuatro robos en un mes en diferentes establecimientos de Gijón, al llegar a un acuerdo de conformidad con el imputado, señalaron a Europa Press fuentes jurídicas. La Fiscalía apreció la atenuante de toxicomanía y de reparación del daño causado, al haber pagado antes del juicio las indemnizaciones que se le reclamaban -un total de 1.697 euros--, a la hora de reducir las penas solicitadas.

GIJÓN, 14 (EUROPA PRESS)

El Ministerio Fiscal rebajó hoy la petición de pena de 19 años y tres meses de cárcel a 9 años y tres meses de prisión para el vecino de Gijón, D.C.G., acusado de cometer cuatro robos en un mes en diferentes establecimientos de Gijón, al llegar a un acuerdo de conformidad con el imputado, señalaron a Europa Press fuentes jurídicas. La Fiscalía apreció la atenuante de toxicomanía y de reparación del daño causado, al haber pagado antes del juicio las indemnizaciones que se le reclamaban -un total de 1.697 euros--, a la hora de reducir las penas solicitadas.

En este sentido, redujo de cuatro años y tres meses de cárcel a un año y nueves meses la petición de condena por un delito de robo con intimidación, mientras que los 15 años en total de prisión que solicitaba para los otros tres robos los rebajó a siete años y medio de cárcel. El acusado cuenta con numerosos antecedentes penales al haber sido condenado en no menos de 14 ocasiones, sobre todo por delitos contra el patrimonio.

Según el escrito fiscal, el primero de los robos tuvo lugar el 26 de enero de 2007, sobre las 17.30 horas. Supuestamente, el acusado entró en un establecimiento de la calle de Corín Tellado, en Gijón, y tras esgrimir una navaja exigió a la dueña que le entregara la recaudación. La mujer le entregó 40 euros.

Unos días después, el 1 de febrero, a las 7.40 horas, el imputado entró en un kiosco de la plaza del Marqués, donde después de colocarse un pasamontañas y exhibir una navaja consiguió que la propietaria le entregara la recaudación, consistente en varias monedas de 50 céntimos, así como una caja de latón que contenía 527 euros.

Asimismo, el 26 de febrero de 2007, a las 23.08 horas, el acusado, según la Fiscalía, entró en un establecimiento de la plaza de Europa y, tras colocarse una capucha para ocultar parcialmente su rostro, exigió a las empleadas que le dieran la recaudación. Las dos mujeres le entregaron un total de 680 euros.

Un día después, sobre las 11.45 horas, supuestamente robó en otro kiosco, de la calle San Rufino, de donde se llevó 200 euros que había en un cajón de un mostrador. Por esta falta contra el patrimonio de hurto la Fiscalía pedía 12 días de localización.

El hombre llevaba cubierto su rostro parcialmente con una bufanda. Ese mismo día, una hora y cuarto después, se llevó de un estanco de la calle del Desfiladero de los Beyos un total de 250 euros, tras exhibir un cuchillo a la dueña. En este caso, el ladrón llevaba puesto un pasamontañas

Contenido patrocinado

Otras noticias