Buscar

Cerca de 10.000 personas salen a la calle para pedir la negociación del convenio colectivo de la EMT, según CC.OO.

14/04/2008 - 19:53

Cerca de 10.000 personas, entre trabajadores de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) y familiares, salieron a la calle hoy para manifestar su oposición a la manera en que la empresa está llevando a cabo la negociación del convenio colectivo y para exigir un acuerdo "inmediato", según informó CC.OO.

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El portavoz de este sindicato, Alberto Blanco, explicó a Europa Press que hay "bastante más gente" que en la convocatoria anterior celebrada el pasado 3 de marzo, y que bajo pitos y trompetas, los empleados y sus más allegados, exigen lo mismo que se ha estado pidiendo durante las anteriores jornadas, "un acercamiento de ambas partes".

Bajo el lema 'Los trabajadores de la EMT luchan por un convenio digno', a las 18.00 horas salió la cabecera de la manifestación desde Atocha, que continuó por todo el Paseo del Prado y que llegó sobre las 19.30 horas hasta la Plaza de Cibeles, donde tuvieron cerca de 20 minutos de concentración para poder reivindicarse ante la sede del Ayuntamiento de Madrid, a cuyos responsables exigen intervención para agilizar el proceso.

En concreto, los trabajadores piden un convenio a tres años, con una subida de 1,4 puntos por encima del IPC para el primer año; 1,6 puntos para el segundo y 1,8 puntos para el tercero, y un complemento salarial de 140 euros, 160 euros y 180 euros, respectivamente.

En cuanto al absentismo, Blanco explicó que hay que aclarar muchos conceptos porque no están de acuerdo con las condiciones de la empresa, que según el representante de los trabajadores, por una única ausencia en el trabajo, el empleado perdería todo el complemento salarial. "Si no es nacimiento de hijo o fallecimiento de padres, hermanos o cónyuge, si una persona falta un día se perdería el complemento salarial de todo el mes", apuntó.

PAROS DE 24 HORAS

Esta manifestación coincidió con la 14ª jornada de paros de autobuses, primera de 24 horas en el segundo calendario convocado por los sindicatos CC.OO., UGT, SICAM, CSI y Plataforma Sindical.

A lo largo de todo el día, se registraron los "retrasos habituales", según fuentes de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), que aseguraron que se han acumulado demoras de entre 60 y 90 minutos en las incorporaciones de los vehículos a las rutas en las salidas de las cocheras así como más de 20 líneas de toda la red que no han tenido coches en servicio hasta las 07.30 horas.

Estas mismas fuentes consultadas por Europa Press indicaron que a pesar de estos retrasos los servicios mínimos establecidos por el Consorcio Regional de Transportes se han cumplido "con regularidad", y que las esperas de los viajeros no han sido muy largas "porque ya están habituados" y utilizan otros medios de transporte o salen con más margen de tiempo por si acaso.

En cuanto a las incidencias durante los paros, que afectaron a un total de 1,5 millones de viajeros, señalaron que "no han sido destacables" y que alcanzan la decena "entre pintadas y roturas de lunas así como lanzamientos de huevos".

Por su parte, el portavoz de CC.OO., Alberto Blanco, indicó que el seguimiento de la huelga por parte de los trabajadores ha sido del cien por cien, "como en las anteriores jornadas", y explicó que los retrasos de esta mañana, "que han sido mínimos", se han debido a las revisiones que hacen habitualmente a los vehículos antes de su salida a la calle.

Esta misma mañana, coincidiendo con los paros en hora valle, algunos empleados volvieron a situarse ante la sede del Partido Popular, en la calle Génova, como lo hicieron la semana pasada, para pedir a los responsables del Ayuntamiento, de este partido, que intervengan en el proceso negociador.

En concreto, se reunieron cerca de 400 trabajadores, que estuvieron entre las 10.00 horas, que llegaron los primeros, y las 11.30 horas hasta que la policía municipal consiguió disolverlos.

Metro de Madrid, que durante estos días refuerza su servicio aumentó el número de viajeros en torno a un 14 por ciento, un incremento superior al registrado en jornadas de paros totales de autobuses anteriores, donde el número de viajeros incrementó alrededor de un 10 por ciento.

REUNIÓN Y NUEVOS PAROS PARA MAÑANA

Blanco expresó su deseo de que mañana, que se reúne la empresa con los sindicatos por 22ª vez, ambas partes presenten una nueva propuesta "que se acerque más a los pretensiones de los trabajadores". "Tenemos confianza de que se empiece a abrir el proceso, y esperamos que su propuesta sea atractiva para poder discutirla".

Asimismo, los paros continuarán mañana en las horas punta. En concreto, entre las 00.20 y 02.50 horas, 06.00 y 08.30 horas y entre las 17.00 y las 19.30 horas. Para evitar molestias a los viajeros, el Consorcio Regional de Transportes ha fijado servicios mínimos de entre un 50 y un 60 por ciento dependiendo de si las líneas pasan por zonas donde hay o no suburbano.

El suburbano madrileño volverá a reforzar el servicio con el incremento de la oferta de un 5 por ciento, pasando de 328 trenes a 346. En el caso de la subred de Metro Ligero, el incremento de la oferta será de un 40 por ciento.

Igualmente se reforzarán las líneas interurbanas de autobuses, especialmente las que tienen origen en Alcobendas, San Sebastián de los Reyes, Aravaca, Alcorcón, Móstoles, Leganés y San Martín de la Vega. Por otra parte Cercanías-RENFE se ha comprometido a reforzar las líneas C1, C2, C3 y C5.

El consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Manuel Lamela, cuya única competencia en este caso es el de la coordinación y establecimiento de los servicios mínimos para las jornadas de huelga a través del Consorcio Regional de Transportes, también mostró su deseo de que el conflicto termine pronto y aseguró que está convencido de que el esfuerzo que está haciendo el Ayuntamiento por llegar a un acuerdo "es enorme" y mostró su deseo de que dicho esfuerzo tenga una contestación "en términos positivos".

Lamela explicó que es necesario que se encuentre una solución "para que los madrileños no sufran más las consecuencias de estos paros", que a su juicio, están siendo "especialmente largos".

Contenido patrocinado

Otras noticias