Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un click, descargue gratis su edición de elEconomista

Tres mil barcos de papel llenan de color el río Miño para que siga a flote la educación pública

28/04/2013 - 15:49
Más noticias sobre:

Las manualidades llegaron de Galicia y distintos puntos de Europa y América a la impulsora del acto, que trabaja en un colegio de Fisterra

CASTRELO DE MIÑO (OURENSE), 28 abr (EUROPA PRESS)

Tres mil barcos de papel llenaron de color el río Miño alrededor del pantalán de Castrelo de Miño este domingo, llegados durante tres semanas de distintos puntos de Galicia, Europa y parte de América y lanzados al agua por decenas de familias en una reivindicación festiva para que se mantenga una escuela pública de calidad.

La impulsora de la jornada, Palmira Castro Marcote, ha explicado a Europa Press que los barcos de papel comenzaron a llegarle al colegio donde trabaja, en O Sardiñeiro (Fisterra) y a Castrelo de Miño a los pocos días de proponerlo en su blog, identificado como 'Mimadriña'.

"A través de redes sociales, animamos a gente pequeña de lugares pequeños, como las aldeas gallegas, a hacer esto, que parecía una cosa pequeña, pero en seguida nos vimos desbordados y comenzamos a recibir barcos de papel de Finlandia, Cádiz, Francia, Argentina, México D.F. , Inglaterra y otros lugares alejados, que se sumaron a esta reivindicación de una educación también creativa", ha destacado.

El primer reto, acordado con el colegio público de Castrelo de Miño, era conseguir mil barcos de papel para soltarlos al río Miño en el club náutico de este ayuntamiento de O Ribeiro pero, según Castro, comenzaron a llegar incluso cientos a la vez, y se llegó a un máximo de participación con Victoria Romero 'Vica' y Carla Nóvoa, de Cee (A Coruña), que enviaron más de un millar de pequeños barcos en una maqueta de un colegio.

INSPIRADOS EN MIL GRULLAS POR LA PAZ

La iniciativa puesta en marcha en Castrelo de Miño en la mañana de este domingo tiene su antecedente e inspiración, según Romero, en el cuento de Sadako sobre la tradición japonesa de que se concede un deseo a quien lo pida con mil grullas hechas de papel y desde 1999, sirve para reivindicar la paz cada día 6 de agosto, coincidiendo con el mismo día de 1945 en que fue lanzada la primera bomba atómica sobre la ciudad japonesa de Hirosima.

En Castrelo de Miño se sobrepasó la ideal inicial y se llegó a los tres mil barcos de papel, entre los que había, además de los clásicos con papel doblado varias veces, alguna dorna --barco tradicional de la ría de Arousa-- y piraguas.

De esta forma se vio cumplido el objetivo de unir el arte de la papiroflexia con una actividad escolar, festiva y reivindicativa, tal como fue pensada por Palmira Castro, trabajadora en Castrelo de Miño hace dos años, y sus antiguos compañeros del pueblo ourensano.

El acto en la orilla del río Miño contó con varias lecturas de poemas y pequeños relatos y con la suelta final de los tres mil barcos recibidos a los que se sumaron otros que llevaron familias locales que, tras visitar la feria mensual de artesanos de Castrelo de Miño, se sumó al acto reivindicativo.

Otras noticias

Contenido patrocinado