Buscar

En directo
Siga el partido de la Champions League entre Borussia Dortmund y Real Madrid

Llamazares admite que iu no ha sabido construir una "agenda propia" al margen de la del psoe

20/05/2008 - 17:24

- Advierte del descrédito de una organización "donde una parte presupone en los otros la traición" MADRID, 20 (SERVIMEDIA) El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, reconoce, en un manifiesto suscrito por medio centenar de dirigentes de la federación, que en ocasiones no ha sabido "construir una agenda propia" al margen de la marcada por otros partidos, aunque asegura que no es un problema de falta de "perfil", porque "no hay ninguna duda de que IU está situada claramente a la izquierda del PSOE".

El manifiesto, promovido por Llamazares y suscrito por otros dirigentes de la federación como Rosa Aguilar, Javier Madrazo, Inés Sabanés, Montserrat Muñoz, o Fausto Fernández, tiene como objetivo la "refundación" de la organización, para lo que hay que empezar por admitir que IU "conoce mal a la sociedad española y sus demandas".

Este documento responde a las críticas vertidas desde la dirección del PCE y el propio ex coordinador de IU Julio Anguita en relación a la supuesta subordinación de la actual Izquierda Unida al PSOE. "No es un problema de perfil, sino de identidad", añade. "No hay ninguna duda de que IU está situada a la izquierda política y claramente a la izquierda del PSOE".

"Una parte de la organización es incapaz de sustraerse a ubicarse políticamente y reconocerse identitariamente sólo en relación con los movimientos, cambios y propuestas del PSOE.

Esta lógica de subordinación ha producido graves problemas de posicionamiento", indica.

El manifiesto admite que "no ha sabido construir" una agenda propia y, probablemente, prosigue, se ha "insertado deficientemente en la agenda que otros construían", y pone como ejemplo la falta de "seguridad" a la hora de "ubicarse en el espacio entre la confrontación de diferentes nacionalismos".

Por lo que respecta a los conflictos internos, los dirigentes que suscriben estE documento apuntan que la "percepción de una bronca inacabable en IU" ha "perjudicado seriamente", porque "resulta carente de crédito una organización que sólo transmite tensiones internas, donde una parte presupone en los otros la traición y alienta comportamientos desleales".

"La solución a nuestros problemas vendrá de una reflexión en positivo que coloque la política en mayúsculas en el primer plano, de un giro hacia la política y hacia la gente, de hacernos cómplices y útiles para aquellos sectores sociales a los que decimos querer representar", subraya.

CERRAR EL CICLO POLÍTICO Los firmantes consideran que debe darse "por cerrado el ciclo político que inició con su propia acta fundacional en 1986", para acometer un proceso de que le permita "reencontrarse con su base social, ampliarla, encontrarse con otras expresiones de la izquierda alternativa y, en ese proceso, construir una nueva cultura política organizativa".

"No se trata de partir de cero", prosigue el documento propiciado por Gaspar Llamazares, sino de defender "con orgullo el papel que IU ha jugado y sigue jugando en la política española" para construir "una formación política plenamente autónoma, con una propuesta, un discurso y un perfil propios".

En este documento, los dirigentes de IU reconocen el "pésimo" resultado electoral, pero resaltan que junto a las razones "profundas" de este fracaso, hay otras que son propias de la "etapa política en un nuevo contexto social y político".

VISIÓN CRÍTICA Los dirigentes que respaldan el documento de Llamazares animan a "ser radical e ir a la raíz de las cosas", y reconocer que "conocemos mal nuestra sociedad y sus demandas, y que no hemos sacado conclusiones adecuadas de los cambios estructurales ocurridos en España en los últimos diez años".

IU no conoce "bien" al país, añade el documento, y ha sido "excesivamente temerosa" a la hora de hacer el esfuerzo de cambio y modernización que "exigían las condiciones", lo que ha llevado a los ciudadanos a dejar de percibir esta formación "como una fuerza joven y de cambio".

Por último, los firmantes del manifiesto resaltan que "defender los valores y principios fundacionales de IU con eficacia y posibilidades de éxito requiere una visión crítica y a fondo" de la propuesta, el discurso, el modo de organizarse y de relacionarse con la sociedad.

(SERVIMEDIA) 20-MAY-2008 EGM/jrn

Otras noticias

Contenido patrocinado