Buscar

DESTACAMOS
El Real Madrid no pasa del empate en casa ante el Tottenham y se complica el primer puesto de grupo en la Champions

Grosske afirma que son necesarios más centros sociales de calidad para que Palma sea una ciudad pionera

20/05/2008 - 17:41

El concejal de Bienestar Social, Participación y Cultura en el Ayuntamiento de Palma, Eberhard Grosske, afirmó hoy que en la capital balear hacen falta más centros "de calidad" para ciudadanos con problemas de alcoholismo, mujeres maltratadas y otros colectivos en situación desfavorecida para que Palma se convierta en una ciudad pionera en temas de bienestar social.

PALMA DE MALLORCA, 20 (EUROPA PRESS)

Así lo explicó Grosske durante la presentación de la memoria del primer año al frente del área de Bienestar Social, Participación y Cultura, en la que repasó las principales actuaciones llevadas a cabo desde su departamento e hizo referencia al desalojo de las familias que residían en el edificio abandonado de la calle Brotad, de Palma, tras un previo proceso de intervención social.

En este contexto, destacó la intervención en el antiguo canódromo de la capital, en el que "malvivían de manera inhumana" alrededor de seis personas, y prosiguió recordando la existencia del asentamiento de Can Angelí, en el que viven 60 adultos de origen rumano en barracas, dijo, "inhabitables".

De este modo, explicó que a lo largo de los próximos meses el Ayuntamiento llevará a cabo una intervención que ayudará a abordar las problemáticas "más urgentes" y permitirá, así, evitar el crecimiento del núcleo de barracas.

RETO DE LA ACCESIBILIDAD

En otro orden de cosas, y desde el marco de la accesibilidad, Grosske señaló que Palma quiere ser una capital "accesible", pero hay asuntos pendientes de solucionar, como las dificultades de accesibilidad a minusválidos. Aun así, explicó que no sólo se debe trabajar para las personas con movilidad reducida, sino también para aquellas personas sordas que tienen problemas a la hora de realizar sus tareas cotidianas.

En este sentido, indicó que se implementará el proyecto de creación de un servicio de interpretación de lengua de signos, por el cuál una persona con discapacidad auditiva, puede requerir los servicios de intérpretes para acudir a edificios públicos municipales.

Otro de los puntos que centró la atención de Grosske fue la situación de las personas mayores, por lo que apuntó que se ha desarrollado un fichero actualizado de todas las asociaciones, y clubs de la tercera edad de Palma, para que consten todos los datos relativos a infraestructuras, instalaciones, actividades, y la financiación, entre otros aspectos.

Referente a las personas mayores, el concejal también informó que lo que se pretende desde el departamento que dirige es que sean los propios ancianos quienes elijan las actividades que desean realizar, y "no se les impongan", y de acuerdo con el presupuesto de las arcas municipales, se autorizará o no.

Otras noticias

Contenido patrocinado