Buscar

El Gobierno vasco afirma que una vía única de tranvía en la calle General Alava de Vitoria "crearía inseguridad"

20/05/2008 - 19:01

Extremará las medidas de seguridad e instalará bolardos, hitos luminosos y barandillas para separar a los peatones de las vías

VITORIA, 20 (EUROPA PRESS)

El viceconsejero de Transportes del Gobierno vasco, Iñaki Betolaza, aseguró hoy que el sistema de doble vía previsto para el tranvía de Vitoria a su paso por la calle General Alava es la opción que "garantiza mejor la seguridad de los peatones", ya que la vía única propuesta por el alcalde de Vitoria, Patxi Lazcoz, "crearía inseguridad" entre viandantes y conductores, que "no tendrían certidumbre" sobre la dirección de la que procederían los tranvías o autobuses.

Betolaza, y la Directora de Infraestructuras del Transporte, Mirari Arruabarrena, se reunieron hoy con representantes de la oposición del Ayuntamiento de Vitoria para analizar la situación de las obras del tranvía. Ambos afirmaron que se van a extremar las medidas de seguridad en la calle General Alava, para lo que se instalarán hitos luminosos, bolardos y barandillas para separar claramente los espacios peatonales de las vías del tranvía.

Betolaza y Arruabarrena explicaron a los representantes municipales que el sistema de vía única provocaría "el colapso del tráfico en el centro de la ciudad", al crear 'cuellos de botella' y obligar al resto del tráfico rodado (autobuses y demás vehículos) a tiempos de espera en el semáforo de cerca de tres minutos.

Además, explicaron que esta opción "tendría una gravísima incidencia en la capacidad del servicio tranviario" y haría que las frecuencias en el centro pasaran de ocho a diez minutos y en los extremos, de diez a veinte minutos.

Por ese motivo, afirmaron que la doble vía es "la que mejor garantiza la seguridad de los peatones en la calle General Alava". Los representantes del Departamento de Transportes y Obras Públicas defendieron mediante informes técnicos y gráficos que la vía única propuesta por el alcalde "crearía inseguridad entre los peatones y conductores de vehículos privados y de carga y descarga, porque entre otras cosas no tendrían certidumbre para saber de qué lado vendrían los tranvías o los autobuses".

El Viceconsejero de Transportes destacó la voluntad del Gobierno vasco de extremar las medidas de seguridad en la calle General Alava, con el objetivo de tranquilizar a la ciudadanía. Para ello, se instalarán hitos luminosos, bolardos y barandillas para separar claramente los espacios peatonales de las vías del tranvía.

También se reducirá la velocidad de los tranvías al máximo y se suprimirán los cruces de tranvías en toda la calle General Alava. Los representantes gubernamentales explicaron que la implantación del servicio tranviario será progresiva, para dar tiempo a la ciudadanía a acostumbrarse al nuevo modo de transporte.

Invitaron a los grupos municipales a participar en la campaña de información, formación y educación para la convivencia con el tranvía que tiene prevista el Departamento de Transportes y Obras Públicas. Durante los próximos días representantes de Euskal Trenbide Sarea, ente dependiente del Departamento de Transportes y Obras Públicas y responsable de la construcción del tranvía de Vitoria, se reunirán con vecinos de las calles General Álava e Independencia.

El Viceconsejero subrayó la voluntad del Gobierno vasco de "continuar por la senda del acuerdo con el alcalde" y con los grupos municipales. Betolaza reconoció la importancia de los acuerdos alcanzados con el alcalde en relación con el tranvía y explicó que el único "desacuerdo" es el referido a la situación de la calle General Alava.

Otras noticias

Contenido patrocinado