Buscar

Clint Eastwood ofrece a Angelina Jolie su mejor rol, en 'El Cambio'

AFP
20/05/2008 - 18:37

Clint Eastwood cosechó este martes la más fuerte ovación recibida hasta ahora por un película en concurso en esta edición del Festival de Cannes, 'El cambio', mientras, al margen de la competición, una leyenda viva del fútbol, Diego Maradona, acaparaba la atención de la Croisette.

Con este drama inspirado en un caso judicial real de los años 1920, Eastwood ofreció a Angelina Jolie el mejor rol de su carrera. 'El cambio' (la productora Universal anunció en Cannes que el título 'Changeling' con que el filme había sido anunciado fue cambiado por 'The exchange') transcurre en Los Ángeles en 1928.

En un suburbio modesto de la ciudad, Christine Collins, empleada de una firma telefónica que cría sola a su hijo Walter, no encuentra a éste en la casa un día al volver de su trabajo. El niño ha desaparecido. Unos meses después, la policía le trae a un niño que afirma que es Walter, pero Christine no reconoce a su hijo y trata de convencer a las autoridades policiales de que sigan buscando. Acusada de desequilibrada y delirante por una policía que no quiere ver cuestionado su papel en un caso resuelto exitosamente, Christine persiste y su tenacidad provoca la ira de un sistema policial digno de los más duros totalitarismos.

Como 'Mystic River', película con la que Clint Eastwood participó en Cannes en 2003, o 'Million Dollar Baby', 'El cambio' se construye como una tragedia clásica en la que el destino de los personajes es empujado por fuerzas inexorables, pero en este caso pone al final una luz de esperanza.

Su personaje protagonista, Christine, madre que no renuncia nunca a buscar a su hijo, tiene también la dolorosa grandeza de las heroínas de las tragedias griegas. Con él, Clint Eastwood ofrece a Angelina Jolie el que es sin duda, hasta ahora, el mejor rol de su carrera.

Narrada magistralmente, conmovedora, la película es también una denuncia tajante de la corrupción de las esferas del poder en Estados Unidos. "Todo lo que contamos sucedió", está registrado en los archivos judiciales. "Es un gran estudio sobre la tenacidad humana, la de esa madre que lucha contra toda la ciudad", declaró Eastwood.

"El caso real fue aún más lejos, hay cosas que omitimos en la película por falta de tiempo", recalcó el director en conferencia de prensa tras el pase de la cinta, que denuncia el internamiento arbritrario en asilos psiquiátricos de personas por orden de la policía y con la complicidad activa del cuerpo médico.

La segunda película del día a concurso, la húngara 'Delta', propone una historia de amor entre dos hermanos, tema delicado que el director Kornél Mundruzcó aborda con una mezcla desconcertante de delicadeza y salvajismo. Un joven taciturno regresa al Delta de su infancia, donde su madre vive con el padrastro y la joven hermana del protagonista, y al ver que no tienen lugar para él, se pone a construir una casa propia a orillas del río.

Tras sufrir una violenta violación por parte del hombre de su madre, la muchacha se marcha con su hermano. La fiesta inaugural de la casa se convierte en una venganza cruel y etílica contra los dos hermanos, que el cineasta húngaro muestra sin andarse por las ramas, con estilo rugoso como sus personajes.

Mundruzcó alterna imágenes de una violencia extrema, momentos de ternura entre los hermanos, escenas de gran lirismo como un desfile de barcas por el río mientras el sol va decayendo y con fondo de música religiosa. El director trabaja con minucia los juegos de luces, la textura de la fotografía, los encuadres, la alternancia de silencios y ruidos ambientales, todo ello dentro de una gran fluidez en el montaje y en la progresión dramática del relato.

Antes de dirigir 'Delta', Mundruzcó ganó un Leopardo de Plata en Locarno con 'Pleasant days' (2002) y estuvo en Cannes con 'Johanna' (Una Cierta Mirada, 2005). En las tres películas ha contado con la actriz Orsi Tóth.

Las otras secciones del festival sirvieron de escaparate este martes para dos obras radicales de directores que viajan a Cannes por segunda vez consecutiva.

En la Quincena de Realizadores, el catalán Albert Serra, único exponente del cine español seleccionado este año, presentó 'El cant dels ocells' ('El canto de los pájaros'), un relato que se podría resumir como un viaje de unos Reyes Magos que pasan por el portal de Belén y siguen viaje.

El mexicano Amat Escalante, por su parte, impactó con 'Los bastardos' en la sección oficial Una Cierta Mirada. La historia transcurre en la ciudad de Los Ángeles y tiene como protagonistas a dos mexicanos que se buscan la vida con trabajos puntuales hasta que un buen día un hombre los contrata para que maten a su esposa.

Pero acontecimiento tumultuoso fue la presencia de Diego Armando Maradona, que llegó a la sesión fotográfica en plena forma, pasándose el balón a cabezazo limpio con Emir Kusturica, que le ha dedicado un documental adrenalínico, 'Maradona by Kusturica'.

Otras noticias

Contenido patrocinado