Buscar

La principal federación de transportistas de Galicia no apoya la huelga a la espera de lograr un acuerdo con el Gobierno

2/06/2008 - 20:16

El presidente de la Federación Gallega de Transporte de Mercancías (Fegatramer), Alfonso Parga, ratificó hoy que el colectivo que dirige "no se sumará" a la huelga indefinida convocada para el día 9 por la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer), a la espera de lograr un acuerdo con el Gobierno.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2 (EUROPA PRESS)

De este modo, en declaraciones a Europa Press, el presidente de la asociación que incluye al 70 por ciento del sector empresarial de transporte de mercancías por carretera y al 100 por cien de empresas de servicios auxiliares de transporte, apostó por "seguir negociando" en Madrid, "sobre todo, los puntos más importantes", tales como el cobro a 30 días y la cláusula de revisión automática del precio del gasoil.

Por lo tanto, antes de la reunión en Santiago con la conselleira de Política Territorial, Obras Públicas e Transportes, María José Caride, Parga se mostró partidario de aplazar la decisión de sumarse a la huelga hasta el siguiente encuentro con el Ejecutivo central, que tendrá lugar en Madrid el día 5.

Con respecto a la entrevista con Caride, avanzó que "exigirá" a la titular de Política Territorial la aprobación del céntimo sanitario, la puesta en marcha del Plan de Accións Inmediatas para o Sector do Transporte de Mercadorías (Petragal), la creación de más áreas de descanso "y todo lo que nos prometió para este año y que está sin publicar y sin asignación". "Se reivindicará con bastante fuerza para exigir que se hagan efectivos ya los acuerdos", aseguró.

Por otra parte, en cuanto a la huelga indefinida convocada para el viernes día 6 por la Plataforma para la Defensa del Transporte por Mercancías, el presidente de Fegatramer sentenció que "ni la apoya, ni se sumará" a ella.

"HABRÁ QUE PARAR".

Por su parte, la vicepresidenta de la Federación Empresarial de Transporte de Mercancías por Carretera (Fetram), Arancha Sánchez, asumió que "habrá que parar" a pesar de que "nadie quiere un paro" por la "importante pérdida de trabajo y de dinero" que supone, ya que, "en un sector de autónomos, cuando no se trabaja no se cobra".

Además, aseguró que esta situación es "gravísima" y "sin solución inmediata" es "culpa, en gran parte" de la Xunta "porque ni se sensibilizó ni escuchó los inconvenientes y problemas" del sector. "Así no podemos continuar", lamentó y exigió que el Gobierno gallego "comience a dar pasos efectivos".

"Estamos cansadísimos de promesas que año tras año se incumplen y no vale que se preocupen ahora que ya casi no hay solución porque el problema se les echa encima con la huelga", criticó y reprochó a la Xunta que "ni siquiera haya dado los primeros pasos para empezar a cumplir los acuerdos". "Y han tenido tiempo de sobra", apostilló.

En esta línea, explicó que las demandas del sector son "históricas, cuestiones atrasadas" y consideró que el bipartito "podría haber aprendido de los gobiernos anteriores" porque "vienen ya de atrás". "Ellos se comprometen, pero luego no cumplen, y la gente se cansa de esperar y de las buenas palabras", sentenció Arancha Rodríguez.

HACER "ACOPIO" DE ALIMENTOS.

El portavoz nacional y gallego de la Plataforma para la Defensa del Transporte de Mercancías, Antonio Llanos, insistió hoy a la población en que "haga acopio de alimentos" antes del día 6, fecha para la que convocaron a todos los transportistas del país a un paro indefinido.

Además, advirtió de que el próximo lunes, día 9, la huelga se extenderá por otros países de la Unión Europea, como son Francia, Alemania e Italia. Ante esta situación, Llanos confió en que el 100 por cien del sector secunde estas acciones.

Entre los motivos de la protesta, Llanos precisó que el origen, "sobre todo", hay que buscarlo en que no se "aplica la ley" de ordenación del transporte, que obliga a que "los precios cumplan siempre con los costes mínimos de explotación del vehículo, porque trabajar por debajo de los costes es hacer dumping".

En cuanto al gasoil, propuso que se fije un "precio de referencia" y, por otra parte, denunció los "abusos" a los que se ven sometidos los transportistas por parte de las grandes áreas comerciales cuando cargan y descargan, "con esperas de hasta siete horas".

Otras noticias

Contenido patrocinado