Buscar

Congreso pp. sÓlo costa, elorriaga, gonzÁlez, aragonÉs y vidal- quadras plantean crÍticas a rajoy en la ejecutiva del pp

2/06/2008 - 20:17

- Pío García-Escudero les responde que lo "coherente" cuando se critica es plantear una candidatura alternativa - El vicepresidente de Madrid lee un discurso muy duro contra Rajoy con el argumento de "las cosas se han hecho mal" MADRID, 2 (SERVIMEDIA) La reunión del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Popular acabó tras cuatro horas y media de encierro con un apoyo mayoritario a Mariano Rajoy, ya que entre mas de 30 intervenciones únicamente se produjeron cinco críticas, por parte de Juan Costa, Gabriel Elorriaga, Ignacio González, Carlos Aragonés y Alejo Vidal-Quadras.

Según informaron a Servimedia fuentes presentes en la reunión, celebrada a puerta cerrada a tres semanas del Congreso Nacional de Valencia, Ignacio González fue el más duro de todos los críticos con un discurso de tres páginas previamente escrito en el que, al estilo de Esperanza Aguirre, repitió una y otraz vez que "las cosas se han hecho mal" desde la dirección nacional.

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid adujo que cuando María San Gil deja la dirección del PP vasco, cuando José Antonio Ortega Lara se da de baja como militante, cuando un periódico supuestamente afín deja de apoyar al partido y cuando surgen discrepancias dentro del propio equipo de Rajoy es porque se están cometiendo errores.

González tomó la palabra a título individual pero su hilo argumental fue muy parecido al utilizado en las últimas semanas por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, quien abandonó la reunión antes de tiempo para participar en un acto institucional del gobierno autonómico.

Antes que él, habían tomado la palabra otros dirigentes críticos con Rajoy como el ex ministro Juan Costa, quien explicó que hoy por hoy no está dispuesto a entregar su aval a Mariano Rajoy porque tiene "dudas" sobre la orientación política que quiere marcar y no conoce el equipo del que piensa rodearse.

Costa reconoció que ha pensado presentar una candidatura alternativa pero no lo haría sin antes comunicárselo a Rajoy y aclaró que, pase lo que pase en el cónclave de Valencia, a partir del 23 de junio estará "a disposición del partido".

El todavía secretario ejecutivo de Comunicación del PP, Gabriel Elorriaga, criticó que "no se han analizado las causas de la derrota" del 9-M y, en la línea de lo publicado en un artículo en el diario "El Mundo", pidió aclarar el ideario político que piensa aplicarse esta legislatura.

Según las fuentes consultadas por Servimedia, Elorriaga no llegó a plantear la crítica como una cuestión de liderazgo personal sino que se limitó a reclamar una reflexión sobre los motivos de la derrota.

Por su parte, el eurodiputado Alejo Vidal-Quadras destinó todos sus reproches a la ponencia política elaborada por el canario José Manuel Soria y la catalana Alicia Sánchez Camacho, que motivó la salida de la presidenta del PP vasco, María San Gil.

Vidal-Quadras exigió a Rajoy que deje "muy claros" los principios políticos del partido y que defienda escrupulosamente la unidad de España. En lo personal, transmitió todo su apoyo a Rajoy con el argumento de que el liderazgo del partido "no está en debate" porque considera que el actual es "el mejor líder".

UNA CANDIDATURA ALTERNATIVA Las críticas fueron respondidas de distinta manera por todos los demás dirigentes que solicitaron la palabra. El más claro de todos fue el portavoz en el Senado, Pío García-Escudero, quien en la última intervención de la reunión les retó a presentar una candidatura alternativa si no comparten la de Rajoy.

García-Escudero aseveró que lo "coherente" cuando no se está de acuerdo es plasmar las discrepancias en otra candidatura para que los compromisarios del XVI Congreso Nacional, que se celebrará en Valencia los días 20, 21 y 22 de junio, puedan elegir.

Este mismo fue el argumento del presidente del PP de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, quien defendió la necesidad de hablar con partidos nacionalistas y, para ello, recordó los pactos con PNV, CiU y CC de 1996 e inclusó sacó a relucir que aquel acuerdo se plasmó con una rueda de prensa del peneuvista Xabier Arzalluz en la sede nacional del PP.

El presidente fundador del PP, Manuel Fraga, aseguró que la unidad de España "nunca se ha cuestionado" dentro del partido, con lo que vino a desechar las enmiendas planteadas a la ponencia política por dirigentes como Alejo Vidal-Quadras y Eugenio Nasarre.

Por su parte, el secretario de Relaciones Internacionales del PP, Jorge Moragas, respondió expresamente a Gabriel Elorriaga que él es el menos indicado para criticar lo hecho estos últimos años, ya que ha formado parte del equipo más cercano a Rajoy y ha participado en la estrategia y la elaboración de los mensajes como secretario ejecutivo de Comunicación.

Al hablar de enmiendas, el crítico Carlos Aragonés solicitó que entre las modificaciones planteadas por los compromisarios se distingan las formales de las que llevan aparejada una cuestión de fondo y, de ese modo, se establezca un debate abierto durante las semanas previas al Congreso Nacional del PP para su posible incorporación al documento político que saldrá de Valencia.

Su idea fue desechada de inmediato por otros dirigentes como el presidente del Comité de Derechos y Garantías, Federico Trillo, y el portavoz adjunto en el Parlamento Europeo, Gerardo Galeote. Ambos reclamaron que se cumpla el reglamento, en el que se establece que la decisión de incorporar o no la enmienda depende, en primer lugar, de los ponentes; después, de la comisión encargada de debatir cada ponencia; y en última instancia, del Plenario del Congreso si reciben el respaldo del 30 por ciento de los compromisarios durante el debate en comisión.

LLAMAMIENTO A LA UNIDAD TRAS EL CONGRESO En medio del debate interno, celebrado íntegramente a puerta cerrada, el presidente del PP de Andalucía, Javier Arenas, hizo un llamamiento para que al día siguiente del Congreso Nacional del PP se recupere la unidad interna que siempre ha caracterizado a este partido y no haya la más mínima grieta en torno al líder que salga elegido.

Juan Costa fue el primero en lanzar esta idea con su promesa ante Rajoy de que estará "a disposición del partido" tras el cónclave de Valencia, lo que falicitó que otros mandatarios populares, como el murciano Ramón Luis Valcárcel y el extremeño Carlos Floriano, insistieran en el mensaje desde el sector favorable a Rajoy.

El presidente del PP de Extremadura también instó a Rajoy a hacer un esfuerzo para conformar un "equipo integrador" y aglutinar así a todos los sectores del partido en el nuevo proyecto. Según dijo, existe un "punto intermedio" entre el relativismo moral y el dogmatismo en el que se puede coincidir con la inmensa mayoría de los españoles.

Rajoy se vio arropado asímismo con las intervenciones de la manchega María Dolores de Cospedal, la canaria Josefa Luzardo, el riojano Pedro Sanz, la malagueña Celia Villalobos, la gallega Corina Porro y la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría.

El todavía secretario general del PP, Ángel Acebes, fue otro de los que tomó la palabra durante la reunión pero fue sólo para aclarar que la contratación de la empresa organizadora del Congreso, de la que es socia la esposa del ex ministro Juan Costa, se produjo después de una subasta en la que se comprobó que su oferta era la más completa y la más barata.

Acebes calificó de "falsas e interesadas" las informaciones que trataban de establecer un vínculo entre la dirección nacional y la mujer de Costa y anunció que se ha abierto una investigación interna de oficio para conocer el origen de la filtración a la prensa.

(SERVIMEDIA) 02-JUN-2008 PAI/mfg

Otras noticias

Contenido patrocinado