Buscar

Padres de alumnos critican la jornada escolar reducida y abogan por redistribuir los horarios sólo con criterios educativos

2/06/2008 - 20:21

Los escolares madrileños comienzan esta semana con la jornada reducida, por lo que no tendrán 'cole' por la tarde

Los escolares madrileños comienzan esta semana con la jornada reducida, por lo que no tendrán 'cole' por la tarde

MADRID, 02 (EUROPA PRESS)

Los niños madrileños comienzan esta semana con la jornada reducida de verano, por lo que ya no tendrán clase por las tardes hasta que finalice el curso, el próximo viernes 20 de junio. Este cambio del horario provoca, para muchos padres trabajadores, un problema para reubicar a los menores.

Por este motivo, el vicepresidente de la Confederación Española de Asociaciones de Madres y Padres (CEAPA), Pedro Rascón, señaló a Europa Press que esta jornada sólo de mañana, normalmente, de 9 horas a 13 horas, "a muchos padres les viene muy mal porque es un trastorno". Por ello, es preciso pedir "con sosiego y calma" un debate amplio y abierto sobre los tiempos escolares, y las vacaciones, y distribuirlos, afirmó.

"Los tres meses de vacaciones también son un problema. Es necesario que los horarios y los tiempos se vayan ajustando más a otros planteamientos con un reparto más proporcional", señaló el vicepresidente de CEAPA, al tiempo que subrayó que los padres ya están acostumbrados a esta situación y se hacen a la idea desde el principio de curso.

No obstante, los padres "ya tienen asumido" que hay este tipo de horario y planean con antelación con quien dejar a los niños, a pesar de que a la mayoría tiene complicado conciliar precisamente la vida laboral con la familiar.

Así, apuntó que los progenitores "tienen que hacer apaños" como "tirar de los abuelos", de algún vecino o incluso pagar a alguien para que cuiden de sus hijos. "Estos arreglos nunca son del todo buenos, porque, por ejemplo, a los abuelos, en un momento dado les viene bien pero a veces no pueden o tienen otros planes", apostilló.

Por su parte, la portavoz de CC.OO., Mar Fernández, apuntó que"los problemas con el calendario laboral de los padres deben resolverse a través de otros mecanismos, como actividades de ocio y tiempo libre gratuitas promovidas por los poderes públicos, Administración autonómica o municipal, pero no condicionando el calendario escolar que debe ajustarse a requerimientos de tipo educativo, exclusivamente".

En teoría, la normativa persigue ajustar el calendario escolar con las estaciones del año puesto que normalmente en estas fechas hace mucho calor en las aulas, donde no hay aire acondicionado. A pesar de las bajas temperaturas de este año, la normativa se ha mantenido.

Esta jornada reducida, donde los niños sólo dan clase en horario de mañana se aplica a toda la red de colegios, tanto públicos como concertados de Educación Infantil y Primaria. En cuanto a los privados, las propias direcciones de los centros eligen si aplicar o no esta reducción de jornada, y si, entonces, dar clase por la tarde.

No obstante, el calendario escolar para este año ya da la posibilidad a los centros concertados para "desmarcarse" de lo establecido por la propia Administración, que regula para todos, públicos y privados. "Es decir, se hace una norma para que no la cumpla una parte", indicó Fernández, quien aseguró que su sindicato ha denunciado este cumplimiento al considerar que todos los centros gestionados con fondos públicos deben tener las mismas oportunidades y obligaciones.

Según los últimos datos facilitados por la Consejería de Educación correspondientes al curso anterior, en la Comunidad hay casi 180.000 alumnos de Educación Primaria en centros públicos, más de 112.000 en concertados, y alrededor de 45.000 en privados. En cuanto a Educación Infantil, los públicos acogen a unos 125.000 alumnos frente a los 61.000 de la concertada y los 67.000 de la privada.

Fernández explicó que en España, a diferencia de otros países como Francia, tiene su calendario escolar muy condicionado por el ritmo de las estaciones, y que por ejemplo, en verano, el excesivo calor no permite dar clase en julio y en agosto. De hecho, en junio, a veces las clases se hacen "insoportables" por las altas temperaturas, señaló Fernández al tiempo que justificaba que esa es la razón por la que las vacaciones están más concentradas frente a las de otros países donde suponen periodos más cortos pero más repartidos.

"Las tardes calurosas no son el mejor ambiente para el rendimiento del trabajo", apuntó la portavoz de CC.OO, quien señaló la importancia de que las Administraciones Públicas organicen talleres o actividades para que los alumnos puedan estar entretenidos durante estas horas.

Así, añadió la necesidad de que en periodos como en verano, o en junio, que todavía muchos padres trabajan la jornada completa, existan todo tipo de "actividades lúdicas gratuitas de ocio y tiempo libre", que se anuncien en los propios centros para que no exista "choque entre la jornada laboral de los padres y el calendario escolar".

Asimismo, subrayó que aunque le consta que el Ayuntamiento de Madrid, que no tiene competencias educativas, "está haciendo un gran esfuerzo, todavía no es suficiente", y que la Comunidad, que es la competente en la materia, "debería encargarse de estas funciones".

En concreto, el Consistorio madrileño ha abierto hoy el plazo con una oferta de más de 15.000 plazas para niños y jóvenes de entre 3 y 18 años que podrán asistir a partir de este mismo mes a los campamentos municipales que se desarrollarán hasta septiembre y que ofrecen actividades tanto en espacios urbanos como en diversos puntos de la geografía nacional, informó hoy el Ayuntamiento de Madrid.

De esta manera, los niños pueden elegir entre diferentes prácticas deportivas, náuticas, de idiomas, multiaventura, granja-escuelas y urbanas. Destacan las actividades deportivas en entornos naturales y dentro de la ciudad, el aprendizaje de idiomas, la educación medioambiental, así como la realización de talleres creativos, artesanales y de juegos que potencien la sociabilidad y la amistad entre los niños.

En otras comunidades como Galicia, el Gobierno regional ya ha presentado el borrador del calendario escolar para el curso 2008-2009, donde se mantiene la jornada ordinaria durante todo el curso, es decir, no habrá reducción horaria durante los meses de septiembre y junio, como ocurría tradicionalmente.

Contenido patrocinado

Otras noticias