Buscar

Tribunales.- Un juez permite la entrada en la locería de San Claudio para realizar un inventario de los bienes BIC

4/06/2008 - 18:44

Un Auto del magistrado del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Oviedo autoriza a la Administración del Principado la entrada, inspección e inventario de los bienes susceptibles de protección en la fábrica de loza de San Claudio, dentro del expediente de declaración como Bien de Interés Cultural (BIC).

OVIEDO, 4 (EUROPA PRESS)

Un Auto del magistrado del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Oviedo autoriza a la Administración del Principado la entrada, inspección e inventario de los bienes susceptibles de protección en la fábrica de loza de San Claudio, dentro del expediente de declaración como Bien de Interés Cultural (BIC).

El auto del juez, al que ha tenido acceso Europa Press, autoriza la entrada en la finca 'Fábrica de Loza San Claudio S.A.', "pudiendo la Administración auxiliarse de la fuerza pública, utilizando la fuerza proporcionada a las circunstancias del caso para vencer la resistencia del morador del inmueble si fuese preciso", argumenta el magistrado.

El auto señala que una vez que los funcionarios públicos hayan realizado la entrada en la fábrica, la Administración dará cuenta al juzgado de haberla efectuado con indicación de las incidencias significativas que se hubiesen suscitado. Contra esta resolución cabe recurso de apelación que habrá de interponerse en el plazo de 15 días desde su notificación.

Los hechos se remontan al pasado mes de mayo cuando la Administración del Principado solicitó al juzgado la autorización para la entrada en la fábrica de loza de San Claudio para realizar la inspección e inventario de los bienes muebles susceptibles de protección, dentro del expediente de declaración como Bien de Interés Cultural de las instalaciones.

El 28 de mayo por escrito, la fábrica se opuso a la concesión de la autorización al considerar que la solicitud de autorización de entrada a las instalaciones "carece de la debida motivación".

El juez considera que no se justifica que la inspección solicitada por la Administración vaya a poner en riesgo el proceso productivo de la instalación fabril. "No cabe en modo alguno entender que se trata de una medida desproporcionada, sino puramente instrumental de una potestad pública", recoge el auto en los razonamientos jurídicos.

Otras noticias

Contenido patrocinado