Buscar

El Pisuerga alcanzó el miércoles su caudal máximo en el mes de junio a su paso por Valladolid desde 1977

7/06/2008 - 14:18

El río Pisuerga alcanzó el pasado miércoles, 4 de junio, una punta de caudal de 362 metros cúbicos por segundo (m3/s) a su paso por Valladolid capital, lo que supone la cifra más alta en un mes de junio desde el año 1977, cuando se comenzó a realizar esta medición.

VALLADOLID, 7 (EUROPA PRESS)

De hecho, según informaron a Europa Press fuentes de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), el caudal más elevado registrado en un mes de junio corresponde a dicho año, cuando se midieron 346 metros cúbicos por segundo. La siguiente cifra serían los 338 m3/s del año 1998.

La cantidad de agua que pasó por la estación de medición en la tarde del pasado miércoles es un 555 por ciento más elevada que la media histórica de los meses de junio que ofrece la CHD, situada en 55,2 metros cúbicos por segundo.

No obstante, el cese de las precipitaciones motivó un descenso paulatino del caudal a partir del jueves, cuando a las 8.00 horas de la mañana el nivel era ya de 280 m3/s, mientras que a la misma hora del viernes ya había bajado hasta 200 m3/s.

Pese a todo, las cifras, como apuntaron desde la CHD son "altas" para lo habitual en el mes de junio, hasta el punto de multiplicar por diez el caudal medio del río en el mismo mes de 2006 --33 metros cúbicos por segundo--. La cifra histórica más baja en el sexto mes del año fue la de 1999, con tan solo 16,5 m3/s de media.

Las intensas lluvias caídas durante el mes de mayo y durante el pasado sábado y el domingo hicieron incrementar el caudal del río Pisuerga hasta mostrar un caudal de 330 metros cúbicos a las 17.00 horas del martes. La punta de caudal llegaría 24 horas después con el récord de 362 m3/s.

No obstante, según la CHD, la cifra se encuentra aún lejos de los niveles de alerta, que están establecidos en 619 metros cúbicos por segundo y de alarma, con 935 m3/s. Cabe recordar que el máximo histórico del río en Valladolid fue de 2.340 m3/s en marzo de 2001, cuando se produjo la última gran crecida de la vía fluvial.

A partir del pasado viernes las previsiones de caudal serán siempre a la baja, pues no se esperan lluvias durante la próxima semana y por el hecho de que los usuarios de agua comenzarán a gastar el líquido almacenado durante el último mes de lluvias y no serán necesarios más desembalses en la cabecera de la vía fluvial.

Contenido patrocinado

Otras noticias