Buscar

El australiano Stoner saldrá desde la 'pole' en el Gran Premio de Cataluña

AFP
7/06/2008 - 19:46

Portugal, que superó 2-0 a Turquía el sábado en Ginebra, y República Checa, vencedor 1-0 del anfitrión Suiza en el duelo inaugural, debutaron con éxito en la Eurocopa-2008, que los tiene encumbrados en el grupo A, con los lusos al tope de la tabla por mejor diferencia de gol.

Los goles del equipo del brasileño Luiz Felipe Scolari fueron anotados por el central del Real Madrid Pepe (61), tras una jugada brillante, y Raul Meireles (90+3), mientras que los checos rompieron la ilusión helvética con una diana de Vaclav Sverkos (70).

De esta forma, Portugal encabeza el grupo A con tres unidades, la misma cantidad de puntos que los checos, aunque con una mejor diferencia de gol (+2 contra +1), mientras que Suiza y Turquía cierran la tabla sin puntos, al final de la primera jornada del certamen.

"Casi no puedo describir la emoción que sentí cuando marque, pero lo importante es que jugamos como un verdadero equipo y sabíamos que tarde o temprano ibamos a anotar", afirmó Pepe, elegido mejor jugador del partido.

Los lusos, señalados como candidatos tras el subcampeonato europeo de 2004 y las semifinales del Mundial-2006, arrancaron con todo su carrera hacia el primer cetro de su historia, frente a un once turco que dio pelea pero respetó demasiado al rival.

En el primer tiempo, Portugal intentó abrir el marcador con un tiro libre de Ronaldo que dio en el palo y un gol bien anulado a Pepe, por posición adelantada.

En la segunda parte, los lusitanos fueron acorralando lentamente a su rival y tras una jugada tremenda del central Pepe, que avanzó e hizo una pared con Nuno Gomes, batió al portero turco (61) con un toque por arriba.

Al final, tras una gran jugada colectiva iniciada por el atacante del Manchester United Cristiano Ronaldo, Raul Meireles casi tuvo que soplar el balón al fondo de la red, sin marca, para el 2-0.

"Estamos en el camino correcto, ganamos y tenemos el 50 por ciento de lo que necesitamos para clasificarnos", comentó Scolari.

En Basilea, República Checa se impuso a Suiza por 1-0, golpeando directo al corazón al sueño del equipo helvético, que quedó en posición de debilidad en el grupo para pasar a cuartos de final por primera vez en su historia.

El único gol del encuentro fue anotado por Sverkos (70), con un derechazo al palo izquierdo del arquero, marcando el primer tanto del certamen.

El jugador del Banik Ostrava había ingresado a los 56 minutos en lugar del puntero Jan Koller y le ofreció el triunfo a su equipo, que vuelve a soñar en una Eurocopa tras haber sido la revelación de la última edición en Portugal.

"Lo más importante es que ganamos. Cometimos errores, pero en líneas generales nuestra defensa aguantó bien. Esperamos por nuestra posibilidad y la aprovechamos", aseguró el capitán checho Tomas Ujfalusi.

Los suizos, co-organizadores del torneo junto con Austria, comenzaron con mal pie 'su' Europeo, comprometiendo seriamente sus posibilidades de avanzar.

Encima, han perdido a su capitán Alexander Frei, quien sufrió una rotura de ligamentos en su rodilla izquierda y será baja por el resto de la Eurocopa.

"Les dije a los jugadores que podían abandonar el estadio con la cabeza en alto. Ahora tenemos que olvidar este partido y concentrarnos en el próximo, ante Turquía", dijo el DT helvético Kobi Kuhn.

En la segunda jornada de la zona, el miércoles en Ginebra, los lusos se disputarán el primer puesto con República Checa, mientras que los turcos estarán en riesgo frente a los locales, en Basilea.

Contenido patrocinado

Otras noticias