Buscar

La Generalitat cederá una parte de las viviendas intestadas para colectivos en riesgo de exclusión

11/06/2008 - 13:23

En una primera fase se cederán cinco pisos y se prevé añadir 10 más a final de año

BARCELONA, 11 (EUROPA PRESS)

Los consellers de Economía y Finanzas y Medio Ambiente y Vivienda, Antoni Castells y Francesc Baltasar, y el presidente de Caixa Catalunya y de la Fundació Un Sol Món, Narcís Serra, firmaron hoy un convenio de colaboración a través del cual la Generalitat cederá parte de los pisos que recibe de herencias intestadas a la Red de Viviendas de Inclusión, que coordina la fundación, con el objetivo de incrementar su oferta de pisos tutelados.

El convenio es anual, prorrogable cada año, y establece que la Dirección General de Patrimonio informará a la Secretaría de Vivienda y a la Fundació Un Sol Món de los pisos de que dispone en Catalunya que provienen de herencias intestadas y que son susceptibles de formar parte de la Red de Viviendas de Inclusión.

En una primera fase, la Generalitat pondrá a disposición de la Fundació Un Sol Món de Caixa Catalunya cinco pisos, cuatro en la Región Metropolitana de Barcelona y uno en la segunda corona, que servirán para valorar el funcionamiento de la iniciativa, con la previsión de ampliar la red con 10 pisos más de aquí a final de año. Cada año, la administración recibe entre unas 20 y 30 viviendas intestadas.

Hasta ahora, la dirección general de Patrimonio subastaba todos los bienes de los cuales la Generalitat era declarada heredera, con la finalidad de convertirlos en dinero líquido y distribuirlo entre las entidades de carácter asistencial y cultural sin ánimo de lucro.

La Generalitat mantendrá la propiedad de los pisos y cederá su uso a las entidades de la Red de Viviendas de Inclusión, mientras que la Fundació Un Sol Món y la Secretaría de Vivienda, mediante Adigsa, serán las entidades coordinadoras de la red, vigilando para que las viviendas asignadas cumplan la finalidad de atender a los colectivos en situación de riesgo grave de exclusión que necesiten tutela especial.

Adigsa y Caixa Catalunya establecerán una línea de ayudas para la rehabilitación de las viviendas. Además, la administración se reserva el derecho de reversión automática al patrimonio de la Generalitat en caso de que alguno de estos inmuebles dejara de cumplir la finalidad para la cual se destina.

Narcís Serra destacó que el convenio tiene como objetivo "trabajar para reducir la marginación y ayudar a los colectivos con dificultades a acceder a una vivienda", como las víctimas de violencia doméstica, ex presos, inmigrantes, enfermos mentales y ex drogadictos, entre otros. "La Generalitat ha entendido la filosofía de la fundación y la cesión de uso nos permitirá tener más metros cuadrados", remachó.

El conseller de Medio Ambiente y Vivienda, Francesc Baltasar, destacó que la iniciativa está en línea con los objetivos del Pacto Nacional de la Vivienda y es una "suma de esfuerzos".

El conseller de Economía, Antoni Castells, manifestó la importancia de iniciativas público-privadas con un objetivo social para "asegurar el acceso a una vivienda digna a todo el mundo" y alcanzar una "sociedad más justa y cohesionada sin fractura social".

La Red de Viviendas de Inclusión reúne a más de 100 entidades sin ánimo de lucro que tutelan a personas con necesidades especiales, alojándolas en pisos que son de su propiedad, alquilados o cedidos. La red posee unas 500 viviendas.

Otras noticias

Contenido patrocinado