Buscar

Gijón.- El valor catastral de los inmuebles se duplicará a partir de 2009, aunque de forma "escalonada" en 10 años

11/06/2008 - 15:12

La medida incluye una nueva zonificación de la ciudad dada la diferente evolución de las propiedades experimentada en Gijón

La medida incluye una nueva zonificación de la ciudad dada la diferente evolución de las propiedades experimentada en Gijón

GIJÓN, 11 (EUROPA PRESS)

El concejal de Hacienda, Santiago Martínez Argüelles, señaló hoy, en rueda de prensa en el Ayuntamiento, que la decisión de la Junta de Gobierno de informar favorablemente la ponencia de valores catastrales de 2009. Según el edil, con ello se inicia el proceso de revisión del valor catastral, que tendrá una vigencia de un mínimo de diez años y que se aplicará a partir del 1 de enero de 2009. La citada revisión supondrá que se duplique el valor catastral de los inmuebles, al pasar del 18 por ciento del precio del mercado a un 40 por ciento, que es el objetivo marcado por el Catastro.

Pese a todo, Martínez Argüelles puntualizó que será una revisión "escalonada", es decir, que el incremento se aplicará a lo largo de los próximos diez años, a razón de un diez por ciento por año. El edil explicó también que la revisión obedece a que han pasado ya más de diez años que marca la Ley desde la última vez -1997--, a que se ha producido una adaptación del Plan General de Ordenación Urbana y a los cambios significativos registrados en el mercado inmobiliario.

Además, señaló que se trata de un proceso "normal", que está reglado por Ley y que se está llevando a cabo en más de 400 municipios españoles, como Málaga, Soria, Parla (Madrid) o los asturianos Nava y Piloña, entre otros.

También aseguró que es un proceso "necesario", para que la tributación sea "más ajustada" a los valores reales. El valor catastral se aplica en las tres Administraciones -nacional, autonómica o local--, ya sea para la Declaración de la Renta, el Impuesto de Transmisiones, el Impuesto de Bienes Inmuebles o la Plusvalía.

El edil indicó que el valor medio de la unidad catastral de las viviendas de Gijón está por debajo de los 40.000 euros (38.800 euros), "muy alejado de los valores de mercado", según él. Por este motivo, apuntó a la necesidad de aproximar ese valor a la situación real. "Los desajustes generan desigualdad en la tributación", dijo antes de añadir que se puede penalizar a viviendas e inmuebles cuyo valor ha crecido más lento que otros.

También dejó claro que la responsabilidad de la ponencia de valores catastrales, el proceso de alegaciones y la fijación de los valores definitivos es del Catastro y no del Ayuntamiento. El informe favorable aprobado por la Junta se refiere a los criterios a utilizar a la hora de la valoración. Entre otras cosas, se hará una nueva zonificación, hasta más de 80, ya que la evolución de un inmueble no es igual ni siquiera en el mismo barrio. También se tendrá en cuenta la edad, las características de los inmuebles o la urbanización de la zona.

Martínez Argüelles agregó que la Junta de Gobierno hizo dos observaciones, una de ellas referidas a la no inclusión de tres zonas relevantes, como son la Zona Logística de Actividades Industriales de Asturias (Zalia), y dos unidades de actuación en Porceyo y el Alto del Infanzón, que no están culminadas pero que se incorporarán en 2009. En la segunda se contempla que en los núcleos rurales se considere la edificabilidad de la finca y no su superficie.

Se espera que el proceso culmine a final de año. Según el edil, la ponencia de valores catastrales será publicada este viernes en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA), tras lo que habrá un plazo de diez días para alegar. Posteriormente, el proceso de notificación del valor propuesto se llevará a cabo previsiblemente en octubre, fecha en la que se abrirá un periodo de alegaciones para los propietarios antes de su aprobación definitiva.

Pese a todo, el concejal lanzó un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos y se comprometió a que el Ayuntamiento seguirá con su política de "moderación" en lo que se refiere al IBI en 2009. Asimismo, se articularán medidas para controlar el incremento de los recibos, así como mecanismos que faciliten el pago y el cumplimiento de las obligaciones tributarias. En Gijón, en 2008, había registrados un total de 204.000 inmuebles.

Martínez Argüelles señaló que el Catastro está considerando las últimas tendencias de los valores de mercado a la hora de realizar la revisión. No obstante, indicó que pese a que es posible que el valor de mercado en algunas zonas de la ciudad se haya triplicado, el catastral no ha evolucionado tanto. En su opinión, hace meses que la burbuja inmobiliaria se ha deshinchado y que los precios están estancados desde hace algún tiempo e incluso en algunos casos descienden.

Otras noticias

Contenido patrocinado