Buscar

NeoElectra promete hacer "todo lo que está en su mano" para no tener que cerrar su planta de Aliaga (Teruel)

11/06/2008 - 16:26

El consejero delegado de NeoElectra, Antonio Cortés, afirmó hoy que esta empresa, propietaria de una planta de cogeneración en la localidad turolense de Aliaga, hará "todo lo que está en su mano" para adaptarse a las exigencias del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA) que recientemente denegó la autorización ambiental de la planta.

TERUEL, 11 (EUROPA PRESS)

El consejero delegado de NeoElectra, Antonio Cortés, afirmó hoy que esta empresa, propietaria de una planta de cogeneración en la localidad turolense de Aliaga, hará "todo lo que está en su mano" para adaptarse a las exigencias del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA) que recientemente denegó la autorización ambiental de la planta.

De momento, ya han presentado un recurso de alzada contra la decisión, y la próxima semana se reunirán con representantes del Departamento de Medio Ambiente, aunque Cortés aseguró, en el transcurso de una rueda de prensa, que en ese encuentro no estará presente el consejero de Medio Ambiente del Ejecutivo aragonés, Alfredo Boné, al que "he llamado cada dos o tres semanas, he hablado con la persona de su consejería con la que me ponen, y a día de hoy, no he podido hablar con él", una situación que dijo se repite desde hace más de un año.

El consejero delegado de NeoElectra recordó que hace siete años, que la empresa tiene su planta en Aliaga, y que en todo ese tiempo "no ha tenido problemas ambientales, ni de sostenibilidad". Además, afirmó que la empresa cuenta con certificaciones internacionales de calidad y sostenibilidad, como la ISO 14.001. Por eso, no entiende la postura del INAGA y afirmó que "no comprendemos que teniendo la certificación internacional de estándar de calidad y sostenibilidad ambiental, que es la 14.001, venga un Departamento de Medio Ambiente que no ha pasado por las instalaciones, que no conoce el proceso, que no ha preguntado y que no ha dicho nada". Así que declaró que "llevo un año esperando a que me lo digan y a día de hoy, no he obtenido respuesta".

Cortés defendió a la empresa de las acusaciones de ilegalidad, al asegurar que tienen todos los permisos pertinentes para ejercer su actividad. Y recordó que siempre han cumplido la normativa hasta que ésta cambió en 2006, desde entonces han intentado cambiar todo lo necesario para cumplir las normas, pero aseguró que desde el INAGA no se les ha aclarado qué puntos hay que cambiar o mejorar. De lo contrario, lo harían porque quieren quedarse en Aliaga.

Además, Cortés insistió en que cuentan con el apoyo de los vecinos de la zona, algo que a su juicio dice mucho a favor de la empresa. También afirmó que cuentan con el apoyo del "máximo dirigente del Gobierno de Aragón, su presidente". Algo que según él queda demostrado con la construcción de un gasoducto hasta la planta en el que el ejecutivo aragonés ha invertido 2 millones de euros.

El consejero delegado de NeoElectra comentó que "lo que más nos preocupan son las once familias" que viven directamente de su trabajo en la planta. Esas habría que sumar otros siete puestos de trabajo que se podrían crear en el futuro, y otros puestos de trabajo indirectos, como los de "los cuatro maestros que atienden la escuela en la que estudian 11 niños". Por eso, se preguntó "si estamos dispuestos a perder esta oportunidad, estamos dispuestos en un escenario como es el de pérdida de trabajo diario a que haya once familias más que tengan que salir de ese marco, estamos dispuestos a no ser el referente, como es hoy Aragón, en la cogeneración y en la valorización del CO2".

Por último, apostilló que desea que se solucione esta situación y que harán todo lo posible por conseguirlo. Aunque también manifestó que en caso de que no tuviera la solución esperada, es complicado que la planta se traslade a otro lugar de la provincia de Teruel, ya que aseguró que "es difícil sostener delante del Consejo de Administración una apuesta por Aragón, decirles que tenemos que trasladar porque eso significa unos recursos económicos. Sería difícil justificar esa inversión cuando tenemos un no, detrás de otro".

Contenido patrocinado

Otras noticias