Buscar

Bono agradece a mÉxico que acogiera a mÁs de 30.000 exiliados tras la guerra civil

11/06/2008 - 20:30

MADRID, 11 (SERVIMEDIA) El presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, agradeció hoy al presidente de la República de México, Felipe Calderón, que su país acogiera a más de 30.000 españoles que huyeron de España tras la Guerra Civil por defender la "libertad y la legalidad".

La sesión de control al Gobierno fue interrumpida hoy para recibir al presidente mexicano, y abrir una sesión extraordinaria, en la que Bono y Calderón destacaron las buenas relaciones que existen entre ambos países.

Bono hizo un discurso de bienvenida cargado de referencias históricas, en el que, entre otras cosas, lamentó la dureza con la que algunos españoles llegaron a América y recordó la importancia de la Constitución de 1812, rubricada por representantes de lo que entonces se conocía como la "Nueva España".

Además, el presidente del Congreso aprovechó para hacer algo que "nunca se había hecho antes" desde la "sede de la soberanía española": agradecer al presidente Calderón y a México, el hecho de que la República se convirtiera en el refugio de muchos españoles, tras la Guerra Civil. Una iniciativa que arrancó los aplausos el hemiciclo.

Bono, que aseguró que España y México habían compartido los mismos "tiranos", insistió en la idea de que España y América "se necesitan" mutuamente.

Calderón agradeció las palabras de Bono, al tiempo que hizo un análisis de la actual situación de América Latina, en donde la lucha política no se da, a su juicio, entre la derecha y la izquierda, sino entre dos modelos: el de los "autoritarismos personales" y el de las "democracias consolidadas". Una disyuntiva que comparó a una elección entre "el presente y el pasado".

El presidente mexicano aseguró que uno de los "motivos" de su viaje a España es potenciar la presencia de este país como "un socio estratégico" de México, lo que contribuye a "reducir la dependencia" de Estados Unidos y ayuda a diversificar los intercambios comerciales.

Además, el presidente mexicano alabó la labor de España en la lucha contra la "violencia terrorista" y estableció un paralelismo con la lucha contra "la delincuencia organizada", que es uno de los principales objetivos del Ejecutivo que dirige Calderón.

RECEPCIÓN Sobre las cinco y media de la tarde, los presidentes de las dos Cámaras parlamentarias españolas, Javier Rojo, del Senado, y Bono, del Congreso, salieron a recibir al presidente de los Estados Unidos de México, que llegó acompañado por su mujer, Margarita Zavala.

Cuando la pareja salió de un Rolls Royce negro, Bono y Rojo los esperaban en la verja de acceso lateral a los edificios del Congreso.

Mientras, en la Embajada de México, situada en la Carrera de San Jerónimo frente al Congreso, ondeaba, como siempre, la bandera nacional, pero, esta vez, sus balcones estaban llenos de compatriotas de Calderón, que rompieron en aplausos al ver a su presidente.

Tras saludar a la hilera de autoridades, encabezada por el embajador de España en México, Carmelo Angulo Barturén, todos escucharon solemnemente los acordes del himno de México y después los del de España.

A continuación, Bono y Rojo acompañaron al presidente mexicano y a su mujer al hemiciclo, en donde los diputados españoles los recibieron aplaudiendo en pie.

Las bancadas estaban ocupadas casi al completo, una imagen poco frecuente en el Congreso. Incluso en las tribunas que ocupan la parte superior del hemiciclo, reservadas para visitantes y prensa, quedaban pocos asientos libres.

Sin embargo, el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, no estaba en su sillón azul cuando Calderón entró en la Cámara del Congreso. Aunque gran parte de su Gabinete ministerial permaneció en la primera bancada del hemiciclo para recibir al presidente mexicano.

La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, y los ministros Miguel Ángel Moratinos, Elena Salgado, Elena Espinosa, Beatriz Corredor, Cristina Garmendia, José Corbacho y Mercedes Cabrera escucharon los discursos de Bono y Calderon, respectivamente, dentro de la Cámara.

(SERVIMEDIA) 11-JUN-2008 LDC/mfg

Otras noticias

Contenido patrocinado