Buscar

Congreso pp. rajoy: "no debemos cambiar el rumbo pero debemos sembrar mejor nuestras ideas"

21/06/2008 - 20:02

- "No prescindiremos de nadie y sabremos integrar a todo el que tenga algo positivo que aportar a la tarea común" - "No me he vuelto amnésico", "Vamos a hacer las mismas cosas pero vamos a hacerlas mejor" - Pide "ser hábiles" para "dialogar con todos" porque "un 'no' cobra mucho más valor cuando también se sabe decir 'sí'" VALENCIA, 21 (SERVIMEDIA) El presidente del PP, Mariano Rajoy, explicó hoy que el giro que pretende dar a su labor de oposición no consiste en "cambiar el rumbo" sino en "ser hábiles" para "sembrar mejor" las ideas del partido y "dialogar con todos" los adversarios políticos con el fin de "ensanchar el abanico" de propuestas a los votantes.

Rajoy lanzó este mensaje durante su primera intervención en el XVI Congreso Nacional del PP, donde debía presentar formalmente su candidatura para ser reelegido presidente del partido por los 3.025 compromisarios presentes en Valencia.

En su discurso, se esforzó en convencer a los militantes de que no piensa "prescindir de nadie" pese a la renuncia de María San Gil al frente del PP del País Vasco y de la decisión de José Antonio Ortega Lara de darse de baja como afiliado.

Rajoy manifestó que en el Partido Popular "no sobra nadie" y que, por ello, pretende "integrar a todo el que tenga algo positivo que aportar". "No despreciaremos ni uno solo de los talentos de nuestros militantes y trabajaremos para incorporar más talento y más militantes. Esa es nuestra fuerza y queremos que crezca todavía más", dijo.

Sin negar la derrota del 9-M pero subrayando que "era verosímil" creer en la victoria, adujo que tiene muy claro el camino para ganar los próximos comicios: "No debemos cambiar el rumbo pero hemos de hacer las cosas mejor. Las mismas cosas, pero mejor".

Rajoy garantizó que el PP defenderá esta legislatura los mismos principios de siempre "sin modificar una coma" pero apuntó que es necesario "ensanchar el abanico" de propuestas para conseguir que en las próximas elecciones haya más ciudadanos que les voten.

Así se ratificó en que "la nación española no es ni discutible ni interpretable", que "la soberanía nacional es única", que España "no es una nación de naciones", que las víctimas del terrorismo deben ser "una referencia inexcusable" de la acción política del PP y que la familia es el "núcleo básico de la sociedad".

"Estas son algunas de mis convicciones. No van a cambiar. No vamos a cambiarlas", apostilló para tratar de poner fin a las dudas que en estos dos meses han surgido entre muchos dirigentes populares, no sólo San Gil y Ortega Lara.

MÁS IDEAS Y MEJOR COMUNICACIÓN El presidente del PP, antes de someterse a la reelección mediante las urnas, subrayó que el partido debe "sembrar mejor" sus ideas en adelante porque considera que en los últimos años "ha faltado eficacia e insistencia en la difusión de las ideas".

"Tenemos que trabajar más, explicarnos mejor, romper algunos estereotipos falsos que nos han aplicado nuestros adversarios", añadió. "Vamos a dedicar mucho más esfuerzo a la comunicación con los ciudadanos para que nos escuchen y nos entiendan bien".

Rajoy expuso que es necesario "ensanchar el abanico" de temas del partido porque en el PP "ni somos monotemáticos ni podemos permitirnos parecerlo".

Por eso, adelantó que en los próximos meses centrará la labor de oposición al Gobierno en la crisis económica y en la inmigración "sin olvidar la amenaza terrorista o los desafíos permanentes a la unidad de España".

También justificó su ya repetida demanda de "dialogar con todos" los partidos políticos, incluidos los nacionalistas, con quienes ve "muchas materias de las que hablar y más de un terreno en el que llegar a acuerdos razonables".

Rajoy admitió que "no" es posible pactar con los nacionalistas la unidad de España, la soberanía nacional y la igualdad entre ciudadanos, pero insistió en que hay que hablar con ellos pese a la "campaña de aislamiento sin precedentes" a la que han sometido al PP.

"Hemos sido fuertes, ahora nos toca además ser hábiles y la primera habilidad de la política es el diálogo. Yo soy partidario del diálogo. Naturalmente hablo del diálogo con los que son diferentes o contrarios. Para hablar con los próximos no necesito predicar nada, me sale solo", subrayó.

Rajoy argumentó que "hablar con todos no significa abdicar de los principios, ni siquiera estar dispuesto a rebajarlos" pero defendió las ventajas de esta estrategia porque "un no cobra mucho más valor cuando también se sabe decir sí".

Por último, aseguró no haberse "vuelto amnésico" pese al nuevo deseo de llegar a acuerdos con el Gobierno y otros partidos políticos y señaló que tiene presente todo lo ocurrido durante la pasada legislatura.

(SERVIMEDIA) 21-JUN-2008 PAI/DCD/MML/SMO/jrv

Contenido patrocinado

Otras noticias