Buscar

Más de 400 agentes municipales terminan el primer curso de formación sobre Policía Judicial

23/06/2008 - 20:24

El delegado de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento, Pedro Calvo, y el decano de los jueces de Madrid, José Luis González Armengol, entregaron hoy los diplomas a los 416 primeros policías municipales que han recibido 200 horas de formación sobre labores de Policía Judicial.

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Durante el curso, se han abordado temas como los procedimientos especiales, los principios constitucionales del sistema penal y procesal, las leyes orgánicas del Poder Judicial y del Ministerio Fiscal, los delitos contra la propiedad y las personas, la violencia de género, la documentoscopia y grafología forense, los documentos procesales y penales, etc. Además de una amplia enseñanza teórica, los agentes participantes han recibido formación práctica.

Así, están ya capacitados para recoger pruebas, analizarlas, investigar y detener a los autores de los hechos delictivos en materias como violencia doméstica, seguridad del tráfico, siniestralidad laboral y robos y hurtos de vehículos entre otras.

Una vez superado este curso básico, los alumnos podrán especializarse con otras clases específicas cuya duración oscilará entre las 20 y las 40 horas dependiendo de la materia elegida. Entre las opciones, se encuentran títulos como Violencia de Género, Delitos contra la Seguridad del Tráfico e Investigación de Accidentes, Análisis de Documentos y Falsedad Documental, Siniestralidad Laboral, Técnicas de Investigación o Inspección Técnica Policial.

Durante el segundo semestre de 2008 habrá nuevos cursos, "con lo que ya habrá 500 agentes capacitados para asumir las nuevas competencias que de oficio deben asumir este colectivo como Policía Judicial", apuntó Calvo.

La formación se celebrará en las instalaciones del Centro Integral de Formación de Seguridad y Emergencias y estarán impartidos, como el que ahora han acabado, por jueves magistrados y fiscales, entre ellos el propio Armengol, además de técnicos preparadores de las Policías Nacional y Municipal y el Consejo Nacional del Poder Judicial.

"El Cuerpo de Policía Municipal consigue cerrar así el ciclo de la prevención, disuasión, acción e investigación. En este año sólo hemos comenzado, pero seguiremos en los próximos años, de tal forma que jueces y fiscales puedan realizar su trabajo, aportando las pruebas necesarias en cada delito y llevando la investigación a buen término", señaló el concejal de Seguridad.

Por su parte, el decano de los juzgados de Madrid indicó que la entrada en funcionamiento de los juicios rápidos implicaba una actuación conjunta de los Cuerpos policiales y judiciales, unido al aumento de la inmigración, de las nuevas formas de delincuencia y la subida de los temas en materia de seguridad vial.

González Armengol reconoció que estos procedimientos eran imperativos en la capital hasta la incorporación de las funciones de Policía Judicial en la Policía Municipal, aunque se mostró partidario de que los agentes locales tuvieran estas competencias sólo en los grandes núcleos de población.

"El éxito se debe en el buen hacer de los agentes. La coordinación de las diferentes policías judicial se verifica en la cualificación. Cualquier fiscal encomendará la investigación de delitos buscando siempre la máxima eficacia", afirmó.

El decano apostó por no restringir el ámbito de la actuación de la Policía Judicial al derecho penal, sino extenderlo también al derecho de la Familia a los desahucios, para abreviar este trámite, que suele durar entre tres y cuatro meses.

Por otro lado, destacó que la actuación de la Policía Municipal desde 2004 en los siniestros laborales es un "modelo referencial" para otros partidos judiciales de otras ciudades. "Un buen policía judicial, aparte de ganarse la confianza del juez y el fiscal, deben contar con una formación continua. Y este curso ha sido fructífero con una participación e interés que han mostrado los agentes para mejorar en la eficacia", concluyó Armengol.

Contenido patrocinado

Otras noticias