Buscar

(Amp.) PP y BNG no descartan aprobar ellos solos un texto para pedir el AVE y acusan al PSOE de "dificultar" el consenso

1/07/2008 - 16:03

El PSdeG está "abierto" a negociar el seguimiento de las obras, pero defiende que su iniciativa es "más ambiciosa" que la del Congreso

El PSdeG está "abierto" a negociar el seguimiento de las obras, pero defiende que su iniciativa es "más ambiciosa" que la del Congreso

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 1 (EUROPA PRESS)

El PPdeG y el BNG acusaron hoy al PSdeG de "dificultar" el consenso para aprobar por unanimidad el texto de una proposición no de ley para reclamar al Gobierno central el cumplimiento de los plazos para la llegada a Galicia del tren de Alta Velocidad y, en consecuencia, tanto populares como nacionalistas no descartaron aprobar una resolución ellos solos, una posibilidad que estudiarán con sus respectivos grupos parlamentarios.

Este es el resultado de la reunión que las tres fuerzas políticas mantuvieron durante media hora, convocadas por el BNG, aunque su portavoz en el Parlamento, Carlos Aymerich, aseguró "no desistir" de la posibilidad de alcanzar una postura conjunta. No obstante, acusó a sus socios de gobierno de no ser "soberanos" ya que, a su entender, no sólo defienden "los intereses de Galicia", sino también los del PSOE a nivel nacional. "Le pasaba al PP antes", apostilló, e insistió en que "el PSdeG no es como el PSC y no es una organización soberana".

También el portavoz de los populares en la Cámara, Manuel Ruiz Rivas, acusó a los socialistas gallegos de "dificultar el acuerdo en Galicia y en clave gallega" después de quedarse "descolgado" la pasada semana en el Congreso, cuando populares y nacionalistas aprobaron conjuntamente una proposición no de ley para garantizar los plazos del AVE gallego y para crear una subcomisión en el seno de la Comisión Xunta-Estado, como órgano de seguimiento de las infraestructuras gallegas. "Fue el único que no fue capaz de votar a favor de su país", insistió, y recalcó que populares y nacionalistas pretenden aprobar en Galicia "lo mismo" que pactaron en la Cámara Baja.

Por su parte, el portavoz del PSdeG en el Parlamento autonómico, Ismael Rego, apeló a la iniciativa que los socialistas gallegos registraron en la Cámara gallega el pasado viernes que, dijo, es "más ambiciosa y más concreta" que la aprobada en el Congreso. Además, instó a los grupos a que presenten sus propias propuestas "con total normalidad" y rechazó incluirla en el pleno extraordinario que se celebrará este mes de julio porque "no hay ninguna excepcionalidad".

CUESTIÓN DE PAÍS.

Frente a eso, el portavoz nacionalista apeló a la condición de "cuestión de país" de las infraestructuras pendientes en Galicia para defender una propuesta unánime como "la vía idónea" para lanzar "un mensaje claro y sin matices partidistas" al Gobierno central. En contra de su socio, Aymerich consideró que "el tiempo es importante" e insistió en su pretensión de crear la subcomisión "en el plazo máximo de tres meses", tal y como reza la propuesta aprobada en el Congreso.

La fórmula para hacer un seguimiento del cumplimiento de los plazos de las infraestructuras es una de las principales diferencias. Así, PP y BNG plantean "una relación institucional" en el seno de la Comisión Xunta-Estado, liderada, en consecuencia, por Vicepresidencia de la Xunta y en la que participen los tres grupos políticos, una "invitación" que Ruiz Rivas agradeció al vicepresidente autonómico, Anxo Quintana.

Mientras, el PSdeG propone una relación bilateral dirigida por la Consellería de Política Territorial y por el Ministerio de Fomento, ambos departamentos socialistas. A pesar de estas divergencias de partida, Rego se mostró "abierto" a negociar este tema y recoger el "mismo sistema o parecido" que el aprobado en el Congreso. "Esto no nos genera ningún problema", garantizó, y añadió que "el problema no es quién haga el seguimiento, sino que el seguimiento se haga".

En todo caso, el portavoz socialista partió "de la base" de que el Gobierno estatal "ahora sí" está "cumpliendo escrupulosamente" para que el AVE a la Meseta esté en 2012, como comprometió el presidente de la Xunta y el jefe del Ejecutivo estatal, José Luis Rodríguez Zapatero. "Lo que queremos es que lo siga haciendo cada vez con más intensidad", añadió.

OTRAS DIFERENCIAS.

Ismael Rego también apuntó que su iniciativa es "más concreta" en lo referente a los plazos del AVE de conexión con la Meseta y está "más en función del interés general" al recoger la demanda al Gobierno central de que destine a Galicia el 8 por ciento de las inversiones consignadas en los Presupuestos Generales del Estado. Este punto no aparece "sospechosamente" en la propuesta pactada por populares y nacionalistas en el Congreso porque, según opinó, si estuviera el PP de Andalucía o de Valencia no estaría de acuerdo" y mostró su "sorpresa" porque "otros --el BNG-- lo aceptaran".

Al hilo de este asunto, Aymerich replicó que "cada uno intenta justificar su posición" y, puesto que el PSdeG "está dispuesto a hablar" del tema de la subcomisión, redujo las "diferencias" a que la iniciativa socialista no hace ninguna referencia al Eixo Atlántico, en contra de la propuesta pactada en la Cámara Baja. En la misma línea se pronunció Ruiz Rivas, que ve las diferencias "en el Gobierno y no en el 8 por ciento".

Paralelamente, el Grupo Popular propuso crear una comisión de seguimiento en la comunidad para vigilar el cumplimiento de los plazos de las infraestructuras gallegas para que "lo mismo acordado en Madrid se pueda aprobar para las infraestructuras de Galicia". No obstante, matizó que esta idea no es "condicionante de nada" e insistió en que hay un "acuerdo claro" con el BNG, que es el pactado en el Congreso de los Diputados.

Pese a las "reticencias" de los socialistas, Carlos Aymerich se mostró seguro de que "hay base" para el acuerdo entre las tres fuerzas y, para justificar esta afirmación, recordó que el presidente de la Xunta y secretario xeral del PSdeG, Emilio Pérez Touriño, se sumó al pacto alcanzado por PP y BNG en el Congreso al asegurar que a los diputados socialistas en la Cámara Baja "les faltó cintura".

DISPUESTOS A HABLAR.

"No entiendo que el PSOE no fuese a apoyar esta iniciativa", resumió el nacionalista, y mostró su "certeza" de que las tres fuerzas votarán a favor de esta propuesta si finalmente se debate en sesión plenaria. Puesto que "nadie habla de liderar nada", apostó por "huir de personalismos y de visiones partidistas" y consideró que "no es mucho pedir y no debería ser tan difícil llegar a un acuerdo".

También el portavoz popular aceptó "hablar el tiempo que sea necesario", pero rechazó "marear la perdiz" y reprochó a los socialistas su "intransigencia" para alcanzar una postura "de país".

Por su parte, Rego garantizó su "disposición" a hablar sobre el modelo de seguimiento y retó al resto de los grupos a "hablar de los plazos". "Lo relevante no es que presentemos una iniciativa conjunta de prisa y corriendo, sino lo que acordemos", dijo el socialista y, a preguntas de los periodistas sobre la posibilidad de que se cree una pinza PP-BNG en este ámbito, Rego apeló a su condición de "demócrata". "Del diálogo político nunca temo nada, lo establezca quien lo establezca", aseguró.

En este sentido, explicó que el BNG "no le pregunta" al PSOE sobre las iniciativas que va a presentar ni viceversa porque "sólo faltaría", según exclamó. En todo caso, añadió que los socios de la Xunta fueron "capaces de confluir hasta ahora" y deseó que "siga siendo así".

Los tres grupos se mostraron dispuestos a "seguir dialogando" aunque, de momento, no hay convocada una próxima reunión. Pese a que Aymerich planteó a los grupos volver a verse mañana, aseguró haber obtenido "eco" como respuesta.

Otras noticias

Contenido patrocinado