Buscar

Emmasa garantiza a los vecinos de Santa Cruz de Tenerife flexibilidad para reparar las cañerías interiores

1/07/2008 - 20:55

Representantes de la Empresa Mixta de Aguas de Santa Cruz de Tenerife (Emmasa) se reunieron el lunes, con los vecinos afectados por el mal estado de las cañerías interiores de sus inmuebles, en el bloque A del número 7 de la calle Azorín, en el barrio de José Antonio, según ha explicado la empresa en un comunicado, en la que se ha recogido que tras la reunión la entidad garantizó flexibilidad y garantías para la sustitución de las instalaciones internas y deterioradas de los bloques.

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 1 (EUROPA PRESS)

Emmasa explicó --añade la nota- a los afectados (en total 16 viviendas) y vecinos presentes la situación técnica de las cañerías que conectan el contador con la red de suministro público, su deterioro y la necesidad de proceder a su sustitución.

Asimismo, Emmasa detalló de nuevo, tal y como ha hecho en contactos previos y comunicados públicos, que las cañerías interiores de los inmuebles, es decir, las instaladas a partir de la fachada, no son en ningún caso de su responsabilidad, que abarca las conducciones públicas, pero no las privadas.

Los representantes de Emmasa subrayaron ante la directiva de la Asociación de Vecinos Azorín y los afectados presentes que esta situación está perfectamente recogida en el reglamento del servicio de aguas de Santa Cruz de Tenerife, revisado y aprobado por última vez por el Ayuntamiento en 2005.

Ni en su etapa como empresa pública ni ahora como empresa mixta, Emmasa se ha hecho cargo del estado de las conducciones interiores de los inmuebles, que son de propiedad privada. En todos los contratos de Emmasa se especifica (condiciones generales, apartado tres) que entre las obligaciones del abonado se encuentran "conservar las instalaciones y reparar las averías que se pudieran producir a partir de la fachada del inmueble o de la valla, muro o lindero delimitador de la propiedad".

A preguntas de los vecinos, los representantes de Enmasa reiteraron que el plazo de veinte días para que los abonados procediesen a los arreglos de las conducciones interiores es meramente indicativo, y garantizaron que no se cortará el agua a ninguno de los afectados.

A este respecto, Emmasa recordó una situación idéntica, ocurrida en 2005 en un inmueble de la calle Ortega y Gasset, en el mismo barrio de José Antonio. En esa ocasión los vecinos de la calle Ortega y Gasset fueron advertidos, tras una inspección rutinaria, del mal estado de sus cañerías a través de una comunicación emitida en mayo.

Los vecinos afectados respondieron en una carta, remitida a Emmasa en septiembre, para solicitar un plazo más amplio a fin de acometer las obras. No se produjo ninguna dificultad o negativa, y las cañerías fueron sustituidas finalmente en el mes de noviembre. En ningún momento se les cortó el suministro de agua a los afectados. En la reunión del pasado lunes Emmasa abundó en otros casos similares en numerosos barrios y núcleos de Santa Cruz de Tenerife.

Sin embargo, Emmasa insistió en la necesidad de llegar a un compromiso con los vecinos de las 16 viviendas afectadas. Además de flexibilizar los plazos temporales, Emmasa se ofreció a prestar asesoramiento técnico a la hora de evaluar los presupuestos que puedan ofrecer a los afectados fontaneros u otros profesionales.

La directiva de la Asociación de Vecinos Azorín se reunirá con los afectados, hará una evaluación del coste económico de las reparaciones y se pondrá en contacto con las administraciones públicas para recabar ayudas institucionales, trasladando a Emmasa una estimación del plazo necesario para arreglar o sustituir las cañerías interiores del bloque A.

Otras noticias

Contenido patrocinado