Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un clic, descargue gratis su edición de elEconomista

Zaragoza.- Termina la restauración del Convento de Mínimos, una inversión de 7 millones para sede del Museo del Fuego

2/07/2008 - 15:10

La rehabilitación del Convento de Los Mínimos de la Victoria, construido entre los siglos XVI y XVII, fue inaugurada hoy tras seis años de trabajo y 7.180.421 euros de inversión final. El edificio albergará el Museo del Fuego una vez finalizado el proyecto de musealización, en un plazo aproximado de un año.

ZARAGOZA, 2 (EUROPA PRESS)

El arquitecto José Javier Gallardo destacó, en la presentación a los medios de comunicación de la infraestructura restaurada, la gran dificultad de este proyecto, que se puede ver en las fotografías que reflejan el estado del edificio antes de la restauración.

Esta dificultad supuso varios retrasos en su conclusión y que se tuviera que ampliar un 20 por ciento el presupuesto inicial. Aún así, Gallardo destacó que el proyecto de rehabilitación ha sido "muy barato" teniendo en cuenta la inversión por metro cuadrado. La infraestructura tiene casi 6.000 metros cuadrados.

El consejero de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza, Carlos Pérez Anadón, puso el acento en que se recupera un edificio del siglo XVII, coincidiendo con la onomástica de la Guerra de la Independencia, en la que Zaragoza perdió muchos de sus edificios históricos.

Por otra parte, también destacó la colaboración existente entre administraciones, ya que la central sufraga un 50 por ciento del proyecto, y el consenso entre los partidos, porque el proyecto de rehabilitación se inició en 2002, con un Gobierno municipal del Partido Popular, y continuado por los sucesivos equipos de Gobierno PSOE-CHA y PSOE-PAR.

En tercer lugar, Pérez Anadón también hizo hincapié en la importancia que tendrá el uso que se va a dar a esta infraestructura como Museo del Fuego y el "efecto dinamizador" en esa zona, tanto por el contenido del museo, como el uso de las instalaciones para actividades del distrito.

El Museo del Fuego, es posible gracias a la labor del bombero Augusto García, ya jubilado y que ha estado durante muchos años recuperando equipamientos antiguos de bomberos de diferentes países. García señaló con pena que en España "se han tirado muchas cosas", aún así, entre los fondos de la colección que actualmente se encuentra en varias naves de bomberos, se encuentran vehículos de bomberos de principios del siglo XX.

En el Museo del Fuego se podrán ver 50 colecciones de diferentes elementos relacionados con la extinción de incendios.

ACTUACIÓN ARQUITECTÓNICA

El arquitecto José Javier Gallardo dijo también que en el proceso de restauración se ha querido mantener el respeto al edificio original y adecuarlo a su nueva finalidad. Entre los elementos más importantes que se han conseguido mantener se encuentran una cúpula original del siglo XVII y el claustro del antiguo convento que se ha cubierto con una lona roja.

Otros elementos que se han recuperado son el sótano de arcos de ladrillo, forjados de madera, fachadas o primitivas. Otros elementos perdidos irremisiblemente han sido recreados, como es el caso de las escaleras que, aunque son modernas, mantienen el recorrido de las originales.

En el interior se introducen diferentes materiales como hormigón hidratado, madera, policarbonatos translúcidos, acero, y pinturas antioxidantes, que contribuyen a crear el espacio museístico. El color del edificio combina la neutralidad de la cal tintada en negro de algunos muros y de las fachadas exteriores, con el blanco de la cúpula barroca y el rojo, que salpica los techos y el claustro en clara alusión al fuego.

El conjunto museístico se organizará en cuatro plantas, sótano, planta baja y dos alzadas, que conforman una U, en uno de cuyos extremos está el parque de bomberos número 2, ubicado donde antiguamente se encontraba la Iglesia del convento, derruida hace más de un siglo, y que posteriormente albergó el primer parque de bomberos municipal.

Otras noticias

Contenido patrocinado