Buscar

La mujer desalojada con sus nueve hijos de una casa del Poblenou de Barcelona acepta ir a una pensión

2/07/2008 - 15:23

La mujer desalojada ayer de una vivienda del barrio del Poblenou de Barcelona, que ocupaba ilegalmente junto con sus nueve hijos, aceptó finalmente trasladarse a una pensión que le ofreció el Ayuntamiento, según confirmó a Europa Press el concejal del distrito de Sant Martí, Francesc Narváez.

BARCELONA, 2 (EUROPA PRESS)

La madre, Agustina de los Ángeles, ocupaba ilegalmente la vivienda desde hacía unos diez años, una casa que ahora se tiene que derribar por un proyecto de reparcelación. Unos 15 agentes entraron pasadas las 9 horas de ayer en la casa con una orden judicial para sacar las pertenencias de la mujer.

Tras su resistencia y la de varios de sus hijos a marcharse, finalmente accedieron a salir de la casa, situada en el número 28 de la calle Sant Francesc.

Narváez aseguró que los servicios sociales del distrito ayudaban a la familia "desde hacía mucho tiempo". La semana pasada llegaron a un pacto con ella por el que le ofrecieron 5.800 euros y ayuda para buscar un piso de alquiler, lo que la mujer aceptó, y fue cuando mostró "su voluntad de irse con unos familiares a Bilbao", según dijo el concejal.

No obstante, se resistió al desalojo, algo que Narváez achacó a "estar mal informada o ser animada por determinadas personas". Algunos vecinos la apoyaron y durante la salida de la familia de la vivienda corearon insultos y consignas como que 'Están echando del barrio a gente honrada', 'Hacen marchar a los vecinos del barrio de toda la vida' y 'Sinvergüenzas'.

De los Ángeles se mostró tras el desalojo con los ojos llorosos y reclamó otra salida al consistorio, ya que "sólo tres días en una pensión no es una solución", en referencia a que es el tiempo mínimo que los servicios sociales han de sufragar en casos similares.

Sin embargo, el hecho de que siete de los nueve hijos sean menores provocará que "no se pueda dejar a la familia en la calle", según explicaron a Europa Press fuentes municipales.

NO EN UN PISO PROTEGIDO.

El concejal de Sant Martí aseguró que la familia seguirá bajo la tutela de servicios sociales hasta encontrar una solución, que no pasará por la búsqueda de un piso de protección oficial porque "no es normal" adjudicar una vivienda de estas características a alguien que actúa con " la política de dar una patada en la puerta y de ocupación ilegal de una vivienda", defendió.

En caso de que la familia se vaya a vivir a Bilbao, el Ayuntamiento hará "que lleguen a su lugar de destino en perfectas condiciones y sin que les falte nada", garantizó Narváez, que advirtió que todas las ocupaciones ilegales "terminarán con el orden judicial de un juez que determinará la expulsión de estas personas" de las viviendas.

Explicó que el solar que ocupa la casa forma parte de una operación urbanística de reparcelación que impulsa el consistorio y la iniciativa privada. Además de bloques de precio libre, más concentrados cerca de la calle Bilbao, se edificarán pisos de protección oficial tocando a la rambla del Poblenou.

Durante varios años el Ayuntamiento no supo que la familia habitaba en la vivienda y los propietarios originales tampoco lo denunciaron. Tras su desalojo, la inquilina de la casa, Agustina de los Ángeles, afirmó que la finca pasó a manos de tres promotores y pequeños socios.

Después de unos cuatro años de haberla ocupado, acudió uno de los promotores y le aseguró que podían estar en la casa "tranquilamente", afirmó la mujer, pero el Ayuntamiento inició un proceso que culminó ayer con su desalojo.

Otras noticias

Contenido patrocinado