Buscar

Condenado en Jaén a un año de prisión por agredir a un policía que había cogido a su hijo

2/07/2008 - 17:21

La Audiencia Provincial de Jaén ha ratificado la pena de un año de prisión impuesta a un vecino de la capital que agredió a un policía nacional porque el agente había cogido a su hijo, un joven fugado del centro de menores.

JAÉN, 2 (EUROPA PRESS)

La Audiencia Provincial de Jaén ha ratificado la pena de un año de prisión impuesta a un vecino de la capital que agredió a un policía nacional porque el agente había cogido a su hijo, un joven fugado del centro de menores.

Según la sentencia consultada por Europa Press, todo sucedió cuando el hombre se dio cuenta de que un agente de la Policía Nacional, que iba vestido con una camiseta de 'Telepizza' pero al que conocía de intervenciones anteriores, estaba en el portal de su casa de la calle Polígono del Valle y tenía cogido a su hijo, que se había fugado del centro de menores Las Lagunillas.

Al percatarse de lo que estaba pasando, Manuel R.L. se acercó al agente y empezó a darle patadas por la espalda y el costado, provocando que el arma reglamentaria del policía se cayera al suelo. Además, a causa de las agresiones el agente sufrió diversas heridas inciso contusas, hematomas y una fisura en arco costal, lesiones de las que tardó en curar 30 días, de los que 21 fueron impeditivos.

En el juicio, Manuel R.L. alegó que escuchó unas voces y que por eso se dirigió al lugar de los hechos, momento en el que vio a un hombre con un casco apuntando con una pistola a su mujer y que él le empujó. Además, aseguró que ese individuo no se identificó como policía y negó haberle dado patadas.

No obstante, el policía relató que hubo un altercado con el hijo del acusado durante el que una chica le mordió el dedo pulgar, agresión que el chaval aprovechó para huir, si bien afirmó que volvió a interceptarle en el portal de la casa de sus padres.

Además, explicó que llevaba ese atuendo de 'Telepizza' para poder acercarse al muchacho ya que este le conoce y cuando le ve se da a la fuga "inmediatamente". Sobre los hechos enjuiciados, recalcó que el acusado le dio "patadas y puñetazos" que además de provocarle lesiones hicieron que se le cayera su arma reglamentaria y que, cuando se le cayó, solo se preocupó de recogerla.

Finalmente, el juzgado de lo Penal número dos de Jaén condenó a Manuel R.L. por un delito consumado de atentado contra agente de la autoridad y una falta consumada de lesiones a las penas de un año de prisión y diez días de localidad permanente, un fallo que ahora ha sido confirmado por la Audiencia Provincial de Jaén.

Otras noticias

Contenido patrocinado