Buscar

Kaczynski sólo ratificará el Tratado Europeo si Irlanda cambia de opinión

AFP
2/07/2008 - 21:26

El presidente polaco, Lech Kaczynski, no ratificará el tratado europeo de Lisboa a menos que Irlanda lo apruebe en un nuevo referéndum, declaró este miércoles en una entrevista con la AFP.

"Si Irlanda toma otra decisión, pero no bajo presión y sin cambiar su Constitución, del mismo modo que en el primero (referéndum), entonces Polonia no bloqueará el tratado", dijo Kaczynski. "Y yo mismo no lo bloquearé, porque el parlamento polaco ya lo ha aprobado", aseguró.

El martes, el dirigente conservador, considerado un euroescéptico, dijo que ratificar el tratado no tendría sentido tras el "no" de Irlanda, el único miembro de la Unión Europea (UE) que se vio obligado a someterlo a referéndum, como dicta su Constitución.

El parlamento polaco aprobó en abril la ratificación del tratado, clave para la reforma de las instituciones europeas, pero en virtud de la Constitución polaca el presidente es quien debe ratificar los tratados en última instancia.

La estrategia de los principales países de la UE es concluir el proceso de ratificación en el resto de países para aislar a Irlanda y forzarle a encontrar una solución.

"Presionar a veces tiene un efecto contrario al que se pretendía", advirtió el presidente polaco, al que gusta presentarse como un defensor de los países pequeños de la UE.

"Mi motivación no es romper el principio de unanimidad", explicó. Sin embargo, "si un país se encuentra bajo la obligación" de no romperlo, "entonces el principio ya no existe".

Cuando se le preguntó por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, que apeló a su honestidad para que ratificase un texto que firmó en Bruselas y Lisboa, Lech Kaczynski se limitó a responder que hablará con él en París el 13 de julio. "Vamos a aclarar ciertas cosas", dijo.

Acostumbrado a los enfrentamientos con el resto de los 27 países europeos en la época en que su hermano Jaroslaw era primer ministro, Lech Kaczynski asegura que no tiene miedo de las presiones de sus pares.

"Hay que responder a la pregunta sobre lo qué será la UE en el futuro: ¿una unión dominada por los más grandes donde los menos grandes juegan sólo un papel complementario o bien una unión democrática de 27 países y algunos más en el futuro?", se preguntó.

La mayoría de los analistas apuntaban a que la decisión de Lech Kaczynski era más una cuestión de política interna que internacional. El presidente polaco trata de hacerse un sitio desde que está obligado a convivir con un primer ministro de un signo político distinto, el liberal pro-europeo Donald Tusk, mucho más popular que él.

Los gemelos Kaczynski quieren que las decisiones referentes a la UE las tomen el gobierno, el parlamento y el presidente juntos. De este modo, los poderes del presidente, que son bastante reducidos frente a los del gobierno, quedarían muy ampliados.


Otras noticias

Contenido patrocinado