Buscar

CCOO y UGT son "pesimistas" sobre la firma del convenio y la patronal mantiene que las propuestas son "inasumibles"

4/07/2008 - 15:36

La patronal afirma que este fin de semana intentará "avanzar en los contenidos" para dar una respuesta a los sindicatos el lunes

PALMA DE MALLORCA, 04 (EUROPA PRESS)

CCOO y UGT se mostraron hoy pesimistas sobre la firma del convenio de hostelería, ante las reservas manifestadas por la patronal para aceptar sus propuestas, al considerarlas "inasumibles" en la actual coyuntura económica de incertidumbre, aunque emplazaron a las centrales a mantener una nueva reunión el próximo lunes para tratar de cerrar un acuerdo que evite la convocatoria de huelga.

Los sindicatos presentaron hoy en la sede de la Federación Hotelera una plataforma conjunta que recoge el "espíritu" común. En declaraciones a Europa Press, el secretario general de la Federación de Hostelería de UGT, Antonio Copete, lamentó la postura de "inmovilismo" la patronal y se mostró "poco confiado" en llegar a un acuerdo.

El plazo para alcanzar un acuerdo finaliza el viernes, 11 de abril, por lo que si ante de esa fecha no hay acuerdo los sindicatos anunciarán un calendario de movilizaciones que "ya está fijado", aseveró Copete.

Las medidas que provocan recelo en la patronal, por su elevado coste económico, son una reducción de la jornada a 35 horas, mejoras para conciliar la vida familiar y laboral, un incremento del 7 por ciento de los salarios, y, por otra parte, la aplicación de las leyes del Gobierno sobrevenidas en materia de igualdad y salud laboral.

Por parte de CCOO, su homólogo, Ginés Díaz, confió en que el lunes pueda "vislumbrarse" una posibilidad de acuerdo pero afirmó que "suenan tambores de guerra" y el convenio "pinta mal". Los empresarios, detalló Díaz, "nos acusan de no ceder ni un milímetro en nuestras demandas y nos llaman irresponsables". Pero el punto de vista de CCOO es muy diferente.

En su opinión, el empresario quiere aumentar sus beneficios en Mallorca para luego invertir todas las ganancias en el exterior, mientras en la isla (los hoteleros) perpetúan una situación de precariedad laboral, gracias a la cual sus beneficios siguen creciendo".

Los sindicatos rechazan asimismo los cambios de uso, porque destruyen empleo, y la legalización de plazas vacacionales ilegales. En este contexto, explicó Díaz, los empresarios deberían decidir si quieren una temporada tranquila o movilizaciones. Si finalmente hay huelga, "sólo hablaremos con la patronal en el TAMIB, pero esperamos no tener que llegar a este extremo", aseguró, criticando que (la patronal) pretenda hacer ver que "nos estamos cargando la economía".

PROPUESTAS "INASUMIBLES"

Una visión muy diferente a la que ofrece la patronal, que lamenta que la plataforma contenga medidas "en principio inasumibles por la parte empresarial". "En lugar de avanzar hacia un punto de encuentro, estamos dando pasos atrás", aseguraron fuentes de la Federación Empresarial Hotelera a Europa Press, que confirmaron que este fin de semana "se intentará avanzar en los contenidos" para comunicar una respuesta el lunes a las centrales.

Las divergencias entre las partes persisten incluso en la lectura de los indicadores económicos. Mientras la parte empresarial alude a la situación actual de incertidumbre, a los indicadores económicos negativos, la caída del gasto turístico, el decremento del turismo español y el retroceso del orden del 3 por ciento del turismo inglés, los sindicatos vaticinan una temporada igual o similar a la del año pasado, con los mercados inglés y alemán "muy potentes" y con previsiones claras de expansión de las cadenas.

Contenido patrocinado

Otras noticias