Buscar

Los líderes petroleros siguen sin dar respuesta a la escalada del crudo

AFP
4/07/2008 - 18:04

Los principales responsables mundiales del sector petrolero no han sabido dar hasta ahora respuestas a la escalada imparable del precio del crudo, que se ha más que duplicado en un año, en un contexto de aún mayores subidas y de caída del crecimiento económico mundial.

Con el barril rondando los 145 dólares y la previsión de la compañía rusa Gazprom de que el precio llegue en breve a los 250 dólares, los presidentes de las multinacionales y los ministros de los grandes países productores dijeron más bien en el Consejo Mundial celebrado esta semana en Madrid que el precio no bajará.

Alegan que la producción se va encareciendo, sobre todo la extracción, localizada cada vez más en el subsuelo marino, lo que les obliga a incrementar sus inversiones, en un momento en que perciben la demanda del futuro inestable.

Por su parte, los principales Estados productores, agrupados en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), siguen haciendo oídos sordos a los llamamientos de los consumidores a que aumenten la oferta para responder a la creciente demanda y aseguran que hay suficiente.

Y no dejan de achacar la escalada a la especulación, a la debilidad del dólar y a las tensiones geopolíticas, sobre todo en Irán.

Mientras, la economía mundial está embarcada en una crisis, causada por las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos pero agravada por los precios del crudo, que llevó en los últimos meses a la huelga a sectores dependientes del carburante como el transporte y la pesca en varios países de Europa.

La escalada del crudo también es una de las causas del incremento de los alimentos básicos, que pone en riesgo a países en vías de desarrollo y provocó revueltas en algunos de ellos.

La aerolínea Air France-KLM podría suprimir vuelos y líneas, según la prensa, mientras que el presidente de la española Iberia dijo hace dos semanas que si el petróleo sigue subiendo, en otoño subirán los precios de los billetes de avión.

Además, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) publicó previsiones nada esperanzadoras para los consumidores: cuando remita la crisis mundial, dentro de unos dos años, y la economía demande más petróleo, la oferta bajará.

Aunque algunos barones petroleros han alertado de que cada vez hay menos reservas, lo que lanza a algunas petroleras como la brasileña Petrobras al mercado de los biocombustibles, muchos dejaron claro que los combustibles fósiles van a seguir dominando en el futuro.

"La realidad es que los combustibles fósiles siguen siendo las fuentes de energía más baratas, eficientes y fiables para nuestra sociedad", enfatizó Alí Al Naimi, ministro de Energía de Arabia Saudí, el mayor productor mundial y jefe de facto de la OPEP.

Y para apoyar su afirmación, alertó del "riesgo" de asumir actualmente que otras tecnologías que no se han probado podrían sustituir al petróleo a gran escala, en referencia a los biocombustibles.

Por el momento hay petróleo para los "próximos 50 años", tranquilizó su homólogo argelino, Chakib Jelil, mientras Naimi aseguró que puede haber bajo tierra "hasta entre 5 y 7 billones de barriles" tras los "recientes descubrimientos en Brasil, el golfo de México y el oeste de África".

El petróleo de momento no tiene rival y "los productores lo saben, y por eso se pueden permitir estos precios", sabiendo también que "no va a darse una movilización de los consumidores", que "lamentablemente no van a dejar de repostar gasolina", ni los gobiernos van a actuar, estimó Rubén Sánchez, portavoz de la asociación de consumidores española FACUA.

"No sabemos cuál es el escenario en el que se toque techo y los precios tengan que bajar", pero "todavía no se ha roto el engranaje": "Tendría que darse a un nivel de grandes empresas, que tengan unas pérdidas tales que hagan bajar los precios", imaginó.

Contenido patrocinado

Otras noticias