Buscar

IU presenta una moción en el Ayuntamiento de León contra la Directiva Europea para el retorno de inmigrantes

4/07/2008 - 19:41

Solicita al equipo de Gobierno que traslade su rechazo al Parlamento Europeo

LEÓN, 4 (EUROPA PRESS)

Izquierda Unida de León presentó hoy una moción en el Ayuntamiento de León contra la directiva del parlamento europeo y del consejo relativa a procedimiento y normas comunes en los Estados miembros para el retorno de los nacionales de terceros países que se encuentran ilegalmente en su territorio, la llamada 'Directiva de Retorno'.

"Solicitamos que el Pleno del Ayuntamiento de León haga llegar al Parlamento Europeo esta moción y pida a los eurodiputados que rechacen esta Directiva y la revisen de nuevo para no desacreditar un poco más el proyecto de Unión Europea", agregó en una nota recogida por Europa Press.

Asimismo, señaló que a partir del año 1990, la política europea llevada a cabo por los distintos Gobiernos en materia de inmigración y de asilo ha conducido a una "reducción continua de las garantías y protecciones fundamentales de las personas". "Europa se transforma en una fortaleza atrancada e implanta medios desproporcionados para impedir el acceso a su territorio, y expulsar a los extranjeros sin papeles", precisó.

Del mismo modo, recordó que el Consejo de la Unión Europea celebrado los días 4 y 5 de noviembre de 2004 pidió una propuesta de la Comisión a principios de 2005 sobre prevención con normas "claras, transparentes y justas" en materia de retorno de los nacionales de terceros países.

Después, continuó, la Comisión Europea presentó un proyecto de Directiva que preveía la detención de las personas inmigrantes hasta un máximo de seis meses. "La discusión de esta Directiva en la Comisión de Libertades del Parlamento Europeo empeoró la propuesta, ampliando este plazo hasta 18 meses", indicó.

Además, explicó que tras la revisión por parte de la Comisión Europea, el pasado mes de junio en la sesión plenaria del Parlamento Europeo se votó favorablemente el proyecto de Directiva sobre la detención y la expulsión de "los nacionales de terceros países", también llamada 'Directiva de Retorno'.

En su opinión, dicha Directiva "criminaliza" a las personas "cuyo único delito es tener la necesidad y el deseo de mejorar sus condiciones de vida en Europa" y propone unas normas sobre el retorno, la expulsión, el uso de medidas coercitivas, el internamiento temporal y el reingreso de forma muy "ambigua y confusa", que "no diferencia prácticamente las fases de uno y de otro".

UNA DIRECTIVA "INHUMANA"

"Esta directiva implica en sí mismo una lógica inhumana: la generalización de una política de encierro de los "nacionales de terceros países" que podría así convertirse en el modo normal de gestión de las poblaciones inmigrantes", subrayó.

Al respecto, precisó que al establecer una prohibición de cinco años para todas las personas expulsadas antes de poder volver a territorio de la Unión Europea, la Directiva "estigmatiza" a las personas sin papeles y las transforma en "delincuentes que deben ser excluidos de la sociedad europea". "El Parlamento ha desaprovechado una vez más la posibilidad de poner término a esta política regresiva que va contra los valores humanistas que constituyen la base y la fuerza del proyecto europeo", apostilló.

Finalmente, afirmó que los eurodiputados tienen la "responsabilidad histórica" de reaccionar para impedir que Europa "caiga de nuevo en una época oscura de segregación entre nacionales e indeseables, a través de la sistematización de los centros de internamiento y la estigmatización de las personas inmigradas", dado que es la primera vez que en materia de inmigración se aplica el procedimiento de codecisión ente el Consejo de la UE y el Parlamento Europeo.

Contenido patrocinado

Otras noticias