Buscar

Los Hermanos de la Cruz Blanca de Huesca reciben 300.000 euros del Gobierno de Aragón para su nuevo centro

7/07/2008 - 19:11

Los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca de Huesca estrenarán este mes de julio su nuevo centro de atención social ubicado en la calle Calatayud de la capital oscense para el que hoy han recibido 300.000 euros gracias a un convenio firmado entre el Gobierno de Aragón y la congregación religiosa.

HUESCA, 7 (EUROPA PRESS)

El consejero de Política Territorial, Justicia e Interior del Gobierno de Aragón, Rogelio Silva, acompañado por la directora general de Administración Local, Lourdes Rubio, y el hermano Juan Vela, en nombre de los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca de Huesca, han sido los responsables de rubricar el acuerdo de colaboración para la finalización de los trabajos de construcción de este nuevo centro de atención social especializada.

Los 300.000 euros se invierten con cargo al Programa de Política Territorial del Gobierno de Aragón para la culminación de la nueva residencia ubicada en el Polígono 41 de Huesca, según ha informado el Gobierno aragonés en un comunicado.

Las nuevas instalaciones sustituyen a la antigua Casa Familiar de San Lorenzo, regentada por esta Congregación en el centro de Huesca, "y que se ha mostrado insuficiente para atender la demanda existente", han agregado.

Esta inversión se suma a los 1.690.000 euros aportados anteriormente por el Ejecutivo autónomo para la financiación de este centro. El Gobierno de Aragón cumple así su objetivo de atender a aquellas personas que se encuentran en grave situación vital y en condiciones de riesgo, con el fin de mejorar su calidad de vida, y dar respuesta inmediata a las necesidades de los colectivos más vulnerables, han explicado las mismas fuentes.

El Ejecutivo autónomo suscribe este convenio con los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca dada su reconocida trayectoria en el ámbito de lo social, desde hace más de 30 años, con la atención de colectivos en difíciles circunstancias. En la actualidad esta entidad cuenta con más de 180 voluntarios, han precisado desde el Ejecutivo aragonés.

NUEVO CENTRO.

Las nuevas instalaciones ocupan una superficie de 6.032 metros cuadrados, de los que más de 5.600 son construidos. Con ellas se pretende atender, de forma integral y residencial, a 86 personas en situación de vulnerabilidad social por sus problemáticas de enfermedad, discapacidad, problemas de adicciones, sida o salud mental entre otras.

El nuevo edificio dispone de tres plantas destinadas a habitaciones con un total de 66 de las que 18 son dobles, todas ellas adaptadas para personas en situación de dependencia.

Dispone, además, de dos aulas para actividades y manualidades, sala de informática, fisioterapia, biblioteca y un pabellón multiusos para albergar todo tipo de actividades culturales, sociales y deportivas, entre otros servicios. También, se ha acondicionado el exterior con una pista deportiva y jardines para la realización de prácticas al aire libre.

Está previsto que se trasladen a este nuevo centro los 42 residentes de la antigua Casa Familiar y que se ocupe el resto de plazas a partir de septiembre.

Contenido patrocinado

Otras noticias